Tornados, tormentas, inundaciones y heladas en USA en diciembre 2015

Juan G. R. Tornados, tormentas, inundaciones y heladas en USA en diciembre 2015

Agua y Riego Vol.: 7, No. 1: 1-3, Enero, 2016, España.

El cambio climático en el territorio de los Estados Unidos, como consecuencia del incremento de la contaminación por la emisión de gases invernadero y de la deforestación favorece el calentamiento y propician el desarrollo de eventos climáticos inestables que permiten la formación de: sequías, tormentas, inundaciones y tornados con altas velocidades del viento con efectos grandemente destructivos. El número de muertos en los Estados Unidos ascendió a 43 personas como causa de las severas condiciones meteorológicas imperantes durante el periodo del 23 al 28 de diciembre de 2015. Las zonas afectadas se encuentran dentro del Corredor de Tornados y como consecuencia de los tornados, las inundaciones y heladas, se registraron daños en viviendas, comercios, caminos y en el fluido eléctrico. Se han realizado grandes esfuerzos en reducir las emisiones de gases contaminantes e incrementar la repoblación forestal, pero aun estos son insuficientes para contrarrestar los efectos del cambio climático y la actividad destructiva de los tornados, se recomienda que se incremente la repoblación forestal de la región y se reduzcan la s emisiones de gases invernadero.

El número de muertos en los Estados Unidos aumentó hasta 43 personas como consecuencia de las severas condiciones meteorológicas imperantes durante el periodo del 23 al 28 de diciembre de 2015.

Durante el domingo 27 se registraron grandes nevadas en Nuevo México que dejaron muchas carreteras incomunicadas, así como heladas y fuertes nevadas en los estados de Texas y Kansas. Las inundaciones provocadas por las fuertes tormentas en el sábado 26 dejaron ocho personas muertas en Missouri y cinco en Illinois situadas en el Medio Este. En la región Sur en Dallas, en el estado de Texas murieron 11 personas como consecuencia de los tornados, zonas residenciales enteras quedaron reducidas a escombros y la devastación se extiende a muchos kilómetros.

El día de Navidad el viernes 25 por los fuertes tornados y tormentas murieron 17 personas en los estados de Mississipi, Tenessee y Arkansas, en el estado de Alabama, en la región Sur Este del país murieron 2 personas. En el 24 de diciembre en la región noreste del país, en la ciudad de Nueva York, la temperatura estaba alrededor de 20 C. Más al sur, en el estado de Florida, la temperatura llegó a 28 grados. El día 23 de diciembre en el estado de Mississippi se reportaron tres muertos y más de 40 personas heridas en seis condados después que varios tornados azotaron el estado.

Las altas temperaturas en invierno favorecieron la aparición de tornados, tormentas e inundaciones, el frente muy frío proveniente de Alaska trajo los estragos invernales a Nuevo México y las fuertes nevadas a los estados colindantes de Kansas, Texas y Oklahoma. Más de 25 tornados se han reportado durante el periodo de desastre, la inusual ola de calor observada sobre la costa este de Estados Unidos contribuyó a la formación de tornados que afectaron estados del centro, sur y sureste del país. Durante varios días la tormenta de invierno Goliat se movía desde la costa este de los estados Unidos, atravesando parte de los estados del medio este, el sur de las Altas planicies y parte de los estados del sur oeste y del sur llevando nieve, heladas y fuertes vientos, provocando grandes desastres en su trayectoria y la muerte de unas 19 personas.

El cambio climático se caracteriza por sequías prolongadas y lluvias intensas que alteran los patrones del clima, provocan grandes desastres e inundaciones, el aumento de la temperatura global, el deshielo, el aumento del nivel del mar y el incremento de la actividad de tormentas tropicales y ciclones. El cambio climático en el territorio de los Estados Unidos, como consecuencia del incremento de la contaminación por la emisión de gases invernadero y de la deforestación favorece el calentamiento y propician el desarrollo de eventos climáticos inestables que permiten la formación de tormentas, inundaciones y tornados con altas velocidades del viento con efectos grandemente destructivos.

El incremento de temperatura del planeta tierra no es solo problema de los Estados Unidos, sino de diferentes regiones y de todos los países del mundo, ya que la temperatura media global ha aumentado en un grado centígrado en relación con la temperatura media del planeta a partir de la revolución industrial en el año 1850, lo que refleja que reducir las emisiones de gases invernadero es una tarea de todos.

 Las regiones ubicadas en el centro de los Estados Unidos poseen condiciones más favorables para la formación de tormentas que producen tornados. El área de las Grandes Llanuras es relativamente plana y esto permite que el aire frío polar de Canadá y de Alaska se encuentre con el aire cálido tropical del Golfo de México a través del Sur de los Estados Unidos, cuando estas dos masas de aire se encuentran, es cuando se originan gran parte de los tornados.

La mayoría de los tornados en los Estados Unidos se forman en un área conocida como el Corredor de Tornados. El núcleo de esta zona incluye partes de los estados de Nebraska, Kansas, Oklahoma y Texas, se extiende gradualmente a regiones colaterales de esta gran área como parte de los estados de Colorado y Nuevo México al oeste y a los estados de Arkansas, Louisiana, Mississippi y Tennessee en el Sur, llegando por el Sureste hasta los Estados de Alabama, Georgia, Florida y Carolina del Sur. En las áreas colaterales de los estados de la parte inferior de las Altas Planicies y de los Estados del Sur se encuentran estados del Medio Oeste siendo los de mayor riesgo de tornados Missouri, Illinois, Kentucky, Indiana y Ohio. La mayoría de los tornados ocurren en áreas agrícolas y urbanas, requieren de humedad y variabilidad de temperatura relacionada con los cambios del clima en la primavera y el verano.

Del análisis de la situación de las tormentas y los tornados formadas en las áreas dañadas, se observa que los mismos se han originado en una zona de alta probabilidad de ocurrencia de estos fenómenos que se ubica en el corredor de tornados, esta región está muy influenciada por el cambio climático y el encuentro del aire frío polar de Alaska con el aire cálido tropical. En la zona se han realizado grandes esfuerzos en la repoblación forestal, pero aun son insuficientes para contrarrestar los efectos del cambio climático y la actividad destructiva de los tornados, por lo que se recomienda que se incremente la repoblación forestal de la región, ya que una mayor presencia de área forestal, tiende a regular la temperatura y a incrementar la barrera de árboles que atenúe los efectos del viento de los tornados, así como debe de reducirse las emisiones de gases invernadero en la lucha contra el cambio climático.

Si en el balance de las afectaciones climáticas de las regiones analizadas, incluimos los estados ubicados al extremo oeste del Oeste de los Estados Unidos, con fecha 29 diciembre de 2015, se observa que los Estados de California, Nevada y Oregón están afectados por sequías: excepcionales, extremas y severas, según el Centro Nacional de Mitigación de la Sequía de Estados Unidos, en esta situación las emisiones de gases invernadero y la insuficiente área forestal favorecen las condiciones de calor y de sequía. El análisis de las dos situaciones climáticas, señala que las condiciones de calor, frío, heladas, sequía, inundaciones y tornados se manifiestan según las condiciones climáticas reinantes.

 

 

http://www.aguayriego.com/2016/01/tornados-tormentas-inundaciones-y-heladas-en-usa-en-diciembre-2015/