Se muere el ganado en Zacatecas, las presas están al 21 por ciento de capacidad

Se muere el ganado en Zacatecas, las presas están al 21 por ciento de su capacidad

http://www.oem.com.mx/elsoldezacatecas/notas/n2977305.htm

El Sol de Zacatecas ,9 de mayo de 2013, Zacatecas, México.

 Juan Castro
Las 13 presas más grandes de Zacatecas en México están al 21 por ciento de su capacidad de almacenamiento, y la Unión Ganadera Regional de Zacatecas ha señalado la pérdida de hasta el 40 por ciento del ganado en la entidad,  La presa  Leobardo Reynoso, ubicada en el municipio de Fresnillo, está en fase crítica, ya que registra una capacidad de almacenamiento de agua de apenas 4.4 por ciento debido a la sequía que afecta a gran parte del país por casi dos años consecutivos, situación que ha impedido la cosecha de diversos cultivos de riego que dependen de este embalse. Las presas de Santa Rosa, también ubicada en Fresnillo, junto con la Miguel Alemán, del municipio de Tepechitlán, están al 13 por ciento de su capacidad.  Se exhorta para que Zacatecas se incorpore a la mayor brevedad posible a los planes y programas contemplados en el Programa Nacional contra la Sequía.

En torno a la sequía los gobiernos de otros estados han tomado una serie de medidas que garanticen contrarrestar los efectos nocivos de este fenómeno, que han colocado a México en un país importador de granos, no solo por la sequía sino por el abandono al campo y la falta de políticas públicas que le favorezcan. Este problema se transmite a toda la cadena productiva debido a que siendo la actividad agropecuaria la primer afectada, posteriormente viene el incremento de precios en la industria que depende de insumos agrícolas, alimentos y textiles, provocando una escalada inflacionaria en los precios, afectando no solo a empresas sino también y de manera más grave a las familias.

Por ello es que el tema de la sequía se ha convertido en uno de los más importantes, ya que corresponde al estado crear los programas y medios idóneos para prevenir y contrarrestar sus efectos.  El pasado 10 de enero el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presentó el llamado Programa Nacional Contra la Sequía, en dos grandes líneas de acción, la primera se basa en un sistema de alerta iniciando con indicadores basados en los índices de precipitación y escurrimiento, que con el apoyo de 20 universidades e institutos de investigación, dará a conocer la situación de sequía en el país; y una segunda es el desarrollo de 26 programas de atención a la sequía en correspondencia a las 26 cuencas en las que se encuentra dividido el territorio nacional.
El problema de la sequía ya está frente a nosotros, presentándose en diversas entidades del territorio nacional, los productores no pueden esperar  para recibir la atención necesaria.

Zacatecas en los últimos años ha vivido una de las sequías más extremas, la entidad ha tenido históricamente un clima seco; a nivel nacional nos ubicamos muy por debajo de la media nacional en cuanto a precipitación pluvial, según reportes del Sistema Meteorológico Nacional en el país, desde 1941 la lámina media anual de lluvias es de 773.5 milímetros de agua, mientras que en nuestra entidad se reporta una lámina media anual de 517.6 milímetros; sin embargo el año pasado se cerró con una precipitación pluvial de 314.4 milímetros, todavía muy por debajo del promedio registrado.

En los últimos años Zacatecas ha vivido una de las sequías más extremas

Estas condiciones de sequía han vaciado las presas más importantes en el estado, el área de Hidrometeorología de la Comisión Nacional del Agua reporta que las 13 presas más grandes de Zacatecas están al 21 por ciento de su capacidad de almacenamiento, principalmente la Leobardo Reynoso ubicada en el municipio de Fresnillo, la cual está en fase crítica, ya que registra un llenado de apenas 4.4 por ciento de su capacidad de almacenamiento de agua debido a la sequía que afecta a gran parte del país por casi dos años consecutivos y actualmente quedó prácticamente seca, situación que ha impedido la cosecha de diversos cultivos de riego que dependen de este embalse; las presas de Santa Rosa, también ubicada en Fresnillo, junto con la Miguel Alemán, del municipio de Tepechitlán, están a 13 por ciento de su capacidad.

La Unión Ganadera Regional del Estado de Zacatecas manifestó en días recientes la pérdida, hasta de un 40 por ciento del ganado a causa de la sequía, los niveles de mortandad del ganado en nuestra estado son preocupantes, pero además, los daños se extienden de manera preocupante a la economía de miles de familias zacatecanas cuyo patrimonio lo constituyen 3 ó 4 reses la fuente de su manutención, subsistencia y patrimonio. Estos pequeños hatos familiares hoy en Zacatecas siguen despareciendo, lo que nos coloca con riesgos de que los niveles de pobreza alimentaría se profundicen de manera dramática en los próximos meses en diferentes regiones, si no existe una reacción rápida y contundente de las estructuras institucionales.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of