La lucha contra las inundaciones en Colorado requiere más obras de drenaje.

Juan G. R. La lucha contra las inundaciones en Colorado requiere más obras de drenaje.

Agua y Riego Vol. 4, No. 1: 23-24, Septiembre, 2013, España.

Las intensas  lluvias a partir del día 9 de septiembre en el Estado de Colorado como consecuencias de la acción combinada de diferentes factores meteorológicos dentro y fuera del territorio de los Estados Unidos de América han provocado grandes inundaciones, la pérdida de 8 vidas humanas y cuantiosos daños económicos que se estiman en 1000 millones de dólares, por lo que se hace necesario evaluar con más detalle los efectos  de las precipitaciones que provocaron el flujo de las aguas interiores y los efectos de las lluvias que correspondieron a las aguas externas en las zonas afectadas. Debe mejorarse  a partir del nuevo record de precipitaciones, el cálculo del drenaje interno en las ciudades así como limpiar y darle más sección a los cauces utilizados para evacuar las aguas excedentes.

Las inundaciones en el estado de Colorado en los Estados Unidos comenzaron el 9 de septiembre de 2013 con abundantes lluvias y grandes inundaciones que afectaron al inicio los condados de Front Range, Colorado Springs y Fort Collins,  al  intensificarse el mal tiempo se dañó grandemente al condado de Boulder donde el 12 de septiembre se registró una precipitación record de 231 mm. Las inundaciones afectaron 17 condados en el Estado de Colorado y varios condados de los Estados de Kansas y Wyoming.

Según el Centro de Climatología, la lluvia que cayó desde el 9 de septiembre hasta el 15 de septiembre en el condado de Boulder, Colorado, pasó de tener uno de sus años más secos a su más húmedo con una precipitación acumulada anual de 766 mm, de los cuales  231 mm corresponden al día 12 de septiembre el cual fue un récord histórico de un solo día, casi el doble del récord anterior de 122 mm establecidas el 31 de julio de 1919. La calle principal en Boulder, Baseline era un río torrencial y el Boulder Canyon, el gran cañón que pasa dentro y fuera de la ciudad habia aumentado grademente el nivel del agua. El récord es especialmente notable ya que antes del 9 de septiembre en Boulder, junto con gran parte del este de Colorado, seguía sumido en condiciones de sequía a largo plazo con una precipitación acumulada de 305 mm. La precipitación media anual del condado de Boulder es de 524 mm.

Precipitaciones en el condado de Boulder, Colorado.

Los factores meteorológicos antes de la inundación que influyeron notablemente en el mal tiempo, lo constituyen una fuerte área de alta presión sobre suroeste de Canadá y otra área de baja presión de nivel superior sobre el noroeste de las Rocosas. El flujo de aire alrededor de los dos sistemas meteorológicos aprovechó un alimento húmedo extraordinario de aire del Océano Pacífico y el Golfo de México y su transporte hacia el norte en Colorado. Una vez que el aire cálido y húmedo alcanzó Colorado, se encontró con un límite estancado frontal y las Montañas Rocosas, que provocó que el aire se elevara frío y se condensara formando nubes que producen lluvias torrenciales, la acción combinada de las tormentas tropicales  Manuel en el Pacífico e Ingrid en el Golfo de México crearon condiciones favorables para el incremento de la nubosidad y de las precipitaciones.

Las inundaciones son las mayores que se han ocurrido en la zona en décadas, con un estimado de 19 mil viviendas dañadas y alrededor de 1500 han sido destruidas,  al menos 30 puentes de carreteras han sido destruidos y alrededor de  20 han sido seriamente dañados, miles de hectáreas de cultivos han sido inundadas. También fueron afectados cientos de infraestructuras, las comunicaciones por carretera y ferrocarril tiene miles de kilómetros  dañados. El río Big Thompson en North Fork excedió en más de 30 centímetros los niveles de agua en comparación con el año 1976. Hay 8 muertos y cientos de desaparecidos, las perdidas económicas se estiman en 1000 millones de dólares

El presidente Barack Obama declaró por primera vez el estado de emergencia para Boulder, El Paso, y los condados de Larimer, con una  nueva adición de 12 condados el 16  de septiembre: Adams, Arapahoe, Broomfield, Clear Creek, Denver, Fremont, Jefferson, Morgan, Logan, Pueblo, Washington y los condados de Weld. Esta autorización federal busca los equipos de rescate, así como facilita suministros tales como alimentos, agua, catres, generadores, y las medidas de control de inundaciones de emergencia.

Las intensas  lluvias en el Estado de Colorado como consecuencias de la acción combinada de diferentes factores meteorológicos dentro y fuera del territorio de los Estados Unidos de América ha provocado grandes inundaciones, la pérdida de vidas       humanas y cuantiosos daños económicos, por lo que se hace necesario evaluar con más detalle los efectos  de las precipitaciones que provocaron el flujo de las aguas interiores y los efectos de las lluvias que corresponden a las aguas externas en las zonas afectadas, con el objeto de construir donde lo requiera canales de cinturón que reduzcan el escurrimiento procedente de las aguas externas y permita evacuar las aguas interiores con menos tiempo, reduciendo los daños de las inundaciones. Debe mejorarse  a partir de los nuevos record de precipitaciones el cálculo del drenaje interno en las ciudades así como limpiar y darle más sección a los cauces utilizados para evacuar las aguas excedentes.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of