La lucha contra inundaciones en Riviera Francesa

Juan G. R. y Juan G. M. La lucha contra inundaciones en Riviera Francesa requiere modernizar drenaje urbano.

Agua y Riego Vol.: 6, No. 1: 27-29, Octubre, 2015, España.

Dentro de muchos pueblos y ciudades en Francia existen zonas con un sistema de alcantarillado deficiente que es incapaz de evacuar grandes volúmenes de agua en poco tiempo, para hacerle frente al desafío del cambio climático, que cada vez es más agresivo, los problemas a solucionar reflejan un factor común, se trata de proyectos especiales de ingeniería hidráulica que requieren grandes inversiones y de ayuda estatal para priorizar un plan de medidas que reduzca los estragos de las inundaciones al mínimo. Las inundaciones como consecuencia de la gota fría que afectaron la Riviera Francesa al sureste de Francia provocaron 17 muertos, las lluvias torrenciales desbordaron ríos, arrastraran todo lo que encontraban a su paso en las calles y carreteras. La agencia de meteorología francesa reporta que en Cannes se recogieron lluvias en 2 horas 180 mm, las inundaciones también provocaron pérdidas económicas a los comercios y otras empresas de la zona, el Presidente Francés François Hollande ha declarado la zona en estado de catástrofe natural.

Las inundaciones como consecuencia de la gota fría el día 3 de octubre, que afectaron la Riviera Francesa al sureste de Francia provocaron 17 muertos, mientras tres personas permanecen desaparecidas, los coches y el mobiliario urbano se amontona en las calles, se dañaron calles y carreteras, se bloquearon trenes de pasajeros, los fuertes vientos provocaron la caída de gran cantidad de árboles. Se afectaron muchas ciudades en las cuales se habilitaron pabellones para acoger a los afectados, los mayores daños se registraron en la zona situada entre Niza y Cannes, la ciudad más dañada fue Mandelieu-la-Napoule, ubicada junto a Cannes donde fallecieron 7 personas, es el temporal que ha provocado más muertes en Francia desde 1990. En algunas ciudades, como en Cannes, las autoridades han procedido a detenciones porque algunas personas habían aprovechado el caos para efectuar robos. Según fuentes de información francesa

El presidente Francés acompañado por el ministro del Interior, visitan la zona afectada, el presidente quiere mostrar de forma directa la solidaridad de la nación a los afectados y se traslada a algunos de los lugares donde se han registrado los muertos y los daños. Se estima que unos 29 mil hogares permanecen sin electricidad por los daños causados por las inundaciones, las que también provocaron pérdidas económicas a los comercios y otras empresas de la zona. La zona dañada tiene grandes niveles de urbanización, lo que hizo que las lluvias torrenciales arrastraran todo lo que encontraban a su paso en las calles y carreteras. La mayor parte de las víctimas mortales fueron arrastradas por la acción del agua. François Hollande ha declarado la zona en estado de catástrofe natural.

La agencia de meteorología francesa reporta que el día 3 de octubre se recogieron en 2 horas en los Alpes Marítimos: 180 mm de lluvia en Cannes con una intensidad media de 1.5 mm/min., 159 mm en Mandelieu-la-Napoule y 100mm en Valbonne, lo que representa el doble de la media mensual en la Costa Azul al sureste de Francia si se considera que la precipitación media anual de Francia es alrededor de 900 mm. Los niveles de precipitación máxima superaron las cifras registradas hasta la fecha. Las tormentas suelen afectar gran parte del litoral, pero en esta ocasión ocurrieron durante dos horas en una zona muy localizada, lo que intensificó las inundaciones

En la época de septiembre a marzo es el periodo de mayores precipitaciones y existe la probabilidad más alta de inundaciones puntuales por que aparece la gota fría, que es un fenómeno meteorológico que puede provocar precipitaciones intensivas y aun no estamos bien protegidos para luchar contra los efectos inducidos por la misma. La gota fría se manifiesta también con gran intensidad en la costa sureste de España donde las inundaciones provocadas por la gota fría representan un gran peligro y tienen una acción devastadora, principalmente en la vertiente mediterránea donde hay zonas que han registrado precipitaciones de alrededor de 800 l/m2 en un poco más de 2 horas, como fue el caso de Oliva en Valencia el 5 de noviembre de 1987.

La lucha contra las inundaciones en zonas urbanas no solo se trata de un problema de Francia, sino que se manifiesta también con gran intensidad en diferentes regiones de Europa, América, Asia, África y Oceanía, donde las inundaciones provocan grandes daños de pérdidas humanas y materiales, los problemas a solucionar reflejan un factor común, se trata de proyectos especiales de ingeniería hidráulica que requieren grandes inversiones y de ayuda estatal para priorizar un plan de medidas que reduzca los estragos de las inundaciones al mínimo.

La lucha contra las inundaciones debe de intensificarse, es necesario realizar la toma de decisiones a tiempo para contrarrestar los daños provocados por las lluvias excesivas, las inversiones a ejecutar para garantizar estas medidas son menores que las perdidas humanas y materiales provocadas por las mismas, no es necesario esperar a que existan pérdidas cuantiosas como consecuencia de las aguas excesivas para elaborar una estrategia más efectiva. Dentro de muchos pueblos y ciudades en Francia existen zonas con un sistema de alcantarillado deficiente que es incapaz de evacuar grandes volúmenes de agua en poco tiempo, para hacerle frente al desafío del cambio climático, que cada vez es más agresivo Por otra parte el rápido desarrollo urbanístico en reiteradas ocasiones no ha valorado con suficiente garantía el plan de alcantarillado y de protección de las instalaciones contra las inundaciones internas y externas, también existen áreas agrícolas y vías de comunicaciones que no están debidamente protegidas con sistemas de drenaje eficientes, lo que trae como consecuencia que se inunden grandes zonas y se provoquen pérdidas en zonas urbanas colaterales.

El cambio climático se caracteriza por sequías prolongadas y lluvias intensas que alteran los patrones del clima, provocan grandes desastres e inundaciones, el aumento de la temperatura global, el deshielo, el aumento del nivel del mar y el incremento de la actividad de tormentas tropicales y ciclones. En la lucha contra el cambio climático se recomienda reducir las emisiones de carbono y que se incremente la repoblación forestal, ya que una mayor presencia de área forestal, tiende a regular la temperatura y a incrementar la barrera de árboles que atenúe los efectos del viento de los tornados, debe de diseñarse y adecuarse los sistemas de drenaje urbano y agrícola de acuerdo a los nuevos retos que el cambio climático impone como consecuencia en gran medida por la actividad humana.

http://www.aguayriego.com/2015/10/la-lucha-contra-inundaciones-en-francia-requiere-modernizar-el-drenaje-urbano/