Inundaciones en India, Nepal y Bangladesh son cada vez más extremas.

Juan G. R., Juan G. R., y Juan P. J. A. Inundaciones en India, Nepal y Bangladesh    son cada vez más extremas.

Agua y Riego Vol.: 10, No. 1: 13-14, 20  Julio, 2019, España.

Hay unas 200 personas muertas y más de siete millones que se han visto afectados como consecuencia de las inundaciones provocadas por el monzón que afectó a India, Nepal y Bangladesh,  lo que ha causado cuantiosas pérdidas humanas y económicas además se reportan grandes pérdidas  de cultivos y de ganado. El desbordamiento de los ríos, incluido uno de los más grandes de India, el Brahmaputra ha ocasionado grandes inundaciones. El cambio climático ha provocado temporadas cada vez más extremas en todo el sur de Asia con periodos muy secos y periodos de precipitaciones torrenciales por lo que se hace necesario cada vez más de realizar un plan integral de riego y drenaje que garantice el desarrollo sostenible de la agricultura y la sostenibilidad de grandes núcleos de población, así como también es preciso mejorar el drenaje urbano.

Al inicio de la primavera de 2019, el  ciclón Fani arrasa e inunda regiones duramente golpeadas que registraban vientos de hasta 180 kilómetros por hora, tocando tierra en el estado indio de Odisha y posteriormente ya debilitado siguió rumbo a Bangladesh, se reporta una enorme cantidad de árboles arrancados, abundantes lluvias y la suspensión del servicio de electricidad y agua potable en numerosos lugares, se informa de 12 los muertos en la India y 4 en Bangladesh, se evacuaron más de 1500000 personas. Ahora  las lluvias monzónicas  del mes de julio han provocado grandes inundaciones en India, Nepal y Bangladesh, causando cuantiosas pérdidas humanas y económicas según fuentes locales.

Actualmente hay unas 200 personas muertas y más de siete millones que se han visto afectados como consecuencia de las inundaciones provocadas por el monzón que afecta a India, Nepal y Bangladesh,  también se reportan grandes pérdidas  de cultivos y de ganado según  informaciones de medios locales.

Las autoridades de la India reportan un total de 82 víctimas mortales. Los estados más afectados son Bihar, donde se reportan al menos 32 muertos y  Assaam al noreste del país, donde las autoridades contabilizan al menos 15 muertos. Las inundaciones han provocado daños en 30 de los 33 distritos del estado de Assaam desde el 10 de julio y  más de 150 mil personas fueron alojadas en campamentos temporales. La región continúa  afectada por las lluvias torrenciales que causaron el desbordamiento de once ríos, incluido uno de los más grandes de India, el Brahmaputra. En las operaciones de rescate participan 15 equipos de la Fuerza Nacional de Respuesta ante Desastres, asistidos por el ejército y la aviación militar, los puentes y las carreteras dañados por las inundaciones complican la operación de rescate.

Operaciones de rescate en que participan funcionarios de la India, según fuentes CNN

En Nepal, las autoridades reportan la muerte de 78 personas, 32 desaparecidos y más de 16 mil familias evacuadas por las inundaciones. Las intensas lluvias monzónicas han causado inundaciones y deslizamientos de tierra en todo el país. Los socorristas han rescatado en lanchas neumáticas a las personas atrapadas en los tejados, se han intensificado los esfuerzos de búsqueda y rescate, con la movilización de varias agencias federales, el ejército de Nepal y las fuerzas paramilitares, según fuentes oficiales. Hay regiones en Nepal que han registrado precipitaciones acumuladas superiores a 400 mm.

En Bangladesh, un tercio del país está inundado debido a que en unos 14 ríos el nivel de las aguas supera el nivel de su cauce, especialmente en el rio Brahmaputra, dejando al menos 45 muertos y más de 100 mil damnificados.  La situación en los asentamientos de refugiados  Rohingyas de Cox Bazar, donde viven unas 700.000 personas es preocupante ya que unos 100.000 se han visto desplazadas por el monzón, ya hay dos  muertos.

Las inundaciones repentinas también han azotado Pakistán, que limita con la India  al oeste y reportan 28 muertos según las autoridades de ese país.

El cambio climático ha provocado temporadas cada vez más extremas en todo el sur de Asia con periodos muy secos y periodos de abundantes precipitaciones por lo que se hace necesario cada vez más de realizar un plan integral de riego y drenaje que garantice el desarrollo sostenible de la agricultura y la sostenibilidad de grandes núcleos de población, así como es imprescindible mejorar el drenaje urbano en regiones  densamente pobladas.