Inundaciones en China en el verano de 2016.

Juan G. R. Inundaciones en China en el verano de 2016.

Agua y Riego Vol.: 7, No. 1: 23-25, Octubre, 2016, España.

El verano y la primavera de 2016 en China se han caracterizado por una gran actividad de tormentas y tifones que afectan grandes superficies. Las inundaciones y el mal tiempo han provocado más de 600 muertos o desaparecidos, afectando a 30 provincias del país, se han evacuado cientos de miles de personas. Más de 6.5 millones de hectáreas de cultivos han quedado inundadas, unas 300 mil viviendas estaban destruidas o presentaban daños, las lluvias torrenciales han afectado comercios, infraestructuras, caminos, redes de comunicación y redes eléctricas Las pérdidas económicas se estiman en más de 30.000 millones de euros.

El tifón Megi provocó 4 muertos y 524 heridos a su paso por Taiwán donde dejó 1000 mm de precipitaciones y más de 2.5 millones de hogares sin electricidad el día 27 de septiembre, es la tercera tormenta que golpea a la isla en 2 semanas, posteriormente las torrenciales lluvias causan deslizamientos de tierra y provocan la muerte de 27 personas en la provincia China de Zhejiang.

El tifón Malakas el decimosexto tifón de la temporada 2016 en el Pacífico, primero impacta en Taiwán y las islas japonesas de Ryukyu donde dejo lluvias acumuladas en 24 horas de 578mm en esta última el 20 de septiembre, posteriormente se mueve con rumbo a Japón, es el sexto tifón que toca tierra este año en ese país, dejando al menos 36 heridos y un desaparecido a su paso por el sur y oeste, donde en algunas zonas llegaron a registrarse más de 100 milímetros de lluvia por hora.

Grandes inundaciones en Beijing como consecuencia de la tormenta de fuertes lluvias que afectó la capital China el 20 de septiembre, deja al menos 37 muertos y 7 desaparecidos. Muchos dicen que los grandes daños se hubieran reducido si se realizara un sistema de avisos a tiempo y se contara con una red de drenaje urbano eficiente, lo que también salvaría muchas vidas humanas.

El tifón Meranti ha entrado en China y ha llevado lluvias torrenciales a regiones de Taiwan y las provincias de Fujian y Zhejiang en el este de China. Al menos 4 zonas de Taiwan han registrado lluvias superiores a 200 mm en 24 horas. Según el parte del 14 de septiembre del Centro de Avisos de Tifones (Joint Typhoon Warning Center JTWC) el súper tifón Meranti, con vientos de cerca de 300 Km. /h y una presión en su centro de 900 milibares, pone rumbo a China y se ha convertido en el segundo tifón más intenso de la historia en el Pacífico occidental después que el tifón Haiyan asolara las Filipinas en 2013. Detrás de Meranti llega otro tifón llamado Malakas.

El tifón Lionrock alcanzó tierra el 30 de agosto en Ofunato en Japón, con lluvias en 24 horas de 106 mm dejando 11 muertos, causó grandes inundaciones y deslizamientos de tierra en Corea del Norte donde dejó 133 muertos. En China el tifón causó inundaciones que duraron varios días en las provincias del noreste Heilongjiang, Jilin, Liaoning y al este de la Mongolia interior. También se reportaron inundaciones en el este de Rusia.

El tifón Dianmu, se mueve hacia el oeste a 20 kilómetros por hora, es el octavo tifón que visita China en lo que va de año. Dianmu golpea la provincia de Guandong, donde el 18 de agosto tocó tierra causando grandes inundaciones. En la isla de Hainan más de 40.000 personas han tenido que ser evacuadas, la inmensa mayoría de servicios de transporte público han sido suspendidos. Leizhou, ya en el continente, también ha quedado totalmente anegada.

El tifón Nida, el cuarto de esta temporada que afecta al gigante asiático, arribó a las costas chinas el 1 de agosto, con vientos de hasta 151 kilómetros por hora y a una velocidad de unos 25 kilómetros por hora. Tras su paso por Hong Kong, El Nida se degradó a tormenta tropical, muchas ciudades de la región del delta del Río de las Perlas, en China, se preparan para el impacto, el tifón se dirige a china continental, se está moviendo gradualmente a las zonas del interior de la provincia de Guangdong. El Nida también llamada tormenta tropical Carina, golpeó las Filipinas el sábado, afectando con fuertes lluvias las regiones del norte por inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

Las fuertes precipitaciones que azotaron esta semana el centro de China han afectado a más de 680.000 personas en Hubei, donde diez localidades se han inundado y 250.000 ciudadanos siguen atrapados en la ciudad de Tianmen, Mientras, en la provincia norteña de Hebei, que rodea a Pekín, la cifra de muertos aumentó ayer en cuestión de horas hasta superar el centenar, la provincia central de Henan también está afectada por el temporal. El número de muertos por las precipitaciones de esta última semana ya asciende a 126 en el norte y centro del país según los últimos datos oficiales del 24 de julio. Las autoridades locales en una rueda de prensa destacaron que las lluvias que cayeron son las más dañinas desde finales de los años 90 y pidieron perdón por la inadecuada respuesta al temporal.

De acuerdo con el Centro Meteorológico Nacional del 21 de julio, las tormentas golpean las provincias de Sichuan, Guizhou, Hunan, Hubei, Anhui, Jiangsu, Henan, Shanxi, Shandong y Hebei, así como las municipalidades de Chongqing, Tianjin y Beijing. El nivel del agua alcanzó una altura de 129 milímetros, con una máxima de 334 mm registrada en el Distrito suburbano de Fangshan. Se pronostican tormentas en otras zonas del país como: Tianjin, Liaoning, Jilin, Mongolia Interior e Yunnan, con precipitaciones acumuladas de más de 200 milimetros en algunas regiones.

Las fuertes inundaciones en China han provocado la muerte de 270 personas y han desaparecido otras 100, afectando en los últimos días a más de 1508 distritos de 28 provincias del país. Los tramos medios y bajos del río Yangtzé el 15 de julio aún registraban zonas que superan los niveles de alerta. Alrededor de 5,5 millones de hectáreas de cultivos han quedado inundadas, y unas 150.000 viviendas estaban destruidas. Las pérdidas económicas se estiman en unos 20.000 millones de euros, de acuerdo la agencia china de noticias, Xinhua.

En los últimos cinco días de lluvias sobre el río Yangsté y sus afluentes, 128 personas han muerto y 42 se encuentran desaparecidas, según la agencia oficial Xinhua. Desde el inicio de la temporada de lluvias al comienzo del verano, sobre todo en el centro, este y sur del país, la cifra asciende a 186 muertos en total, mientras que 33 millones de personas se han visto afectadas por las inundaciones, de acuerdo a la cadena de televisión oficial CCTV. Las autoridades meteorológicas chinas culparon en parte al tifón Nepartak el primero de esta temporada, con vientos de hasta 190 kilómetros por hora y rachas de hasta 234 kilómetros por hora, se acerca a la isla de Taiwán y toca tierra el 9 de julio en la provincia de Fujian, ha dejado lluvias torrenciales en otras regiones de China Un granjero de la ciudad de Bailin, perdió 6000 cerdos.

Actividad de tormentas y tifones en China, primavera de 2016.

En la provincia central de Hubei, el 20 de junio se registraron lluvias acumulas durante 2 días de 251 milímetros por metro cuadrado, lo que ha provocado el colapso de viviendas, puentes, diques y carreteras, y la inundación de campos de cultivo, hay 12 desaparecidos, las autoridades han tenido que evacuar a 400 mil personas.

Desde mediados de la primavera de 2016, el 11 de mayo ya se sintieron los estragos del mal tiempo. Las inundaciones provocaron al menos 66 muertos, 11 desaparecidos y 95 mil personas tuvieron que ser desalojadas debido a las fuertes tormentas e inundaciones que azotaron el sur de China. Las fuertes lluvias y las crecidas provocadas en algunas zonas dañaron 268 mil hectáreas de cultivos, de las que 28,300 quedaron totalmente destruidas, 5,200 casas quedaron destruidas y 74 mil sufrieron daños, se calculan unas pérdidas económicas totales de alrededor de 820 millones de dólares. Una de las provincias más afectadas ha sido la provincia costera de Fujian, según informó el Ministerio de Asuntos Civiles de China.

Las condiciones climáticas de los meses de marzo y abril en China hacen temer a los expertos que el río Yangtsé, el mayor río de Asia, sufrirá grandes inundaciones este año, el calentamiento de la superficie marina esta temporada es el mayor desde que se iniciaron las mediciones en 1951. Se considera que entre mayo y agosto las precipitaciones en la cuenca del Yangtsé, donde viven unos 400 millones de personas, sean superiores a la media, la mitad sur del país, sufre cada verano inundaciones que causan pérdidas económicas millonarias y decenas de víctimas mortales, según la agencia Xinhua.

http://www.aguayriego.com/2016/10/inundaciones-en-china-en-el-verano-de-2016/

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of