Flujos orina y su relación con muerte por golpe calor en 2017-2019

Flujos orina y su relación con muerte por golpe calor en 2017-2019

Se estudió el comportamiento del flujo de la orina y su relación con la muerte por golpe de calor durante el periodo 2017- 2019 en Alicante en diferentes estaciones del año, donde se  consideran 4 estados: el déficit hídrico del cuerpo para valores de 1.9 a 2.3 ml/min para el flujo de orina, la escases de agua con flujos de 2.4- 2,5 ml/min, el flujo normal moderado con valores de 2.7- 2.9 ml/min y el flujo normal de la orina con valores superiores a 2.9 ml/min. En el verano y la primavera de 2019 se incrementó considerablemente la cifra de muertos y la atención de casos por golpe de calor, se registraron 6 y 4 días respectivamente con déficit hídrico; los muertos por olas calor e ingresos por olas calor también se produjeron en el verano de 2018 y 2017. Frecuentemente la muerte por golpe de calor se manifiesta por la acción combinada del déficit hídrico en el cuerpo y la alta demanda climática provocada por la ola de calor. Juan G. R., Juan Prado J. A. y Juan G. R.  Flujos orina y su relación con muerte por golpe calor en 2017-2019. Agua y Riego Vol.: 11, No. 1: 30-33,  18 Mayo 2020, España.

El cuerpo humano está formado en su gran parte por agua, la media constituye el 65% del peso corporal.  Este valor  medio está calculado considerando todas las edades y sexos, pero varía con la edad: en ancianos  generalmente es menor, en bebés  es mayor alrededor del 80 % del peso, en los hombres suele ser mayor que en las mujeres. Los riñones contienen aproximadamente un 83 % de agua, los  pulmones un 80 %, el hígado un 74 %,  el cerebro un 75 %, los músculos un 75 %, la sangre un 80 %, la piel un 65 % y los huesos tan solo por debajo del 15 %  de acuerdo estudios anatómicos y fisiológicos del Ministerio de Salud.

Los riñones producen orina al filtrar desechos y exceso de agua de la sangre. Al desecho se le llama urea, la sangre la transporta hasta los riñones. Desde los riñones, la orina llega a la vejiga por dos conductos delgados llamados uréteres. La vejiga almacena la orina hasta que usted siente ganas de ir al baño. La vejiga se expande cuando está llena y se hace más pequeña cuando está vacía según Biblioteca Nacional de Medicina en USA

El agua es un disolvente de minerales, vitaminas hidrosolubles y de  nutrientes, así  actúa  en diferentes funciones metabólicas del individuo, transporta oxígeno a las células  y constituye  el  principal componente en muchos fluidos tales como la saliva y el sudor.  El agua es un amortiguador térmico para regular la temperatura interna del cuerpo. Por medio del agua se eliminan numerosas sustancias de desecho y sustancias tóxicas,  a través de la orina y del sudor.

La Organización Mundial de la Salud  aconseja que se tome a diario un litro por cada 35 kilos de peso. La edad, el clima o la práctica deportiva pueden elevar esa cantidad.

Según la Comisión Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el consumo recomendado de líquidos a partir de los 14 años debería ser de 2,5 litros al día para los hombres por una mayor demanda de calorías y de 2 litros/ día en el caso de las mujeres. De acuerdo una encuesta en el caso de los hombres adultos, el 33 por ciento se queda por debajo de los 2,5 litros/ día y en el caso de las mujeres, el 21 por ciento no consume los 2 litros / día indicados”, según el Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias.

Por otra parte hay quienes recomiendan tomar al menos 2 litros de agua al día para garantizar un adecuado suministro de agua,  tampoco es recomendable tomar más agua que la necesaria.

El Flujo de la orina promedio anual en  Fase 1 de 1.0 a 10.0 AM de las investigaciones de 2017 en Alicante, España fue de 3,0 ml/min y de 0.44 ml/min en Fase 2 de 10.0 AM a 1.0 AM. La orina recogida durante la Fase 1, es de 1394 ml/día/fase y  representa el 76.5 % de toda la orina, mientras que la orina evacuada durante la Fase 2, es de 427 ml/día/fase, que representa solamente el 23.5 %. La orina promedio total en 24 horas que es de 1821 ml/día (F-1+ F-2).

La orina recogida durante la Fase 1, de 1.0 a 10.0 AM de las investigaciones de 2018 es de 1354   ml/día/fase y  representa el 76.4 % de toda, mientras que la orina durante la Fase 2, de 10.0 AM a 1.0 AM  es de 418  ml/día/fase, lo representa solamente el 23.6 % del total. La orina promedio total en 24 horas fue de 1773 ml/día. El aporte adicional de agua durante la ola de calor más el  aporte del  agua contenida en 24h en los alimentos ingeridos, fue de 2583,9 ml/día para la media anual de las 4 épocas del año.  El Flujo de la orina promedio anual en  F-1 fue de 3,0 ml/min y de 0.42 ml/min en Fase 2.

La orina recogida durante la Fase 1, de 1.0 a 10.0 AM de las investigaciones de 2019 en la primavera es de 1334  ml/día/fase, con un flujo de la orina promedio de 3,1 ml/min/ día y en el verano es de 1436  ml/día/fase, con un flujo de la orina promedio de 3,2 ml/min/ día

Los resultados se tomaron de  las investigaciones realizadas por Juan y Colaboradores sobre el flujo de la orina y su relación con los factores climáticos utilizando un adecuado suministro de agua. Las investigaciones se llevaron a cabo  en Alicante durante  3 años, 2017- 2019 para las diferentes épocas del año, que consideran invierno, primavera, verano y otoño.  El  estudio del flujo de la orina considera 4 estados: el déficit hídrico del cuerpo para valores de 1.9 a 2.3 ml/min del flujo, la escases de agua con flujos de 2.4- 2,5 ml/min, el flujo normal moderado con valores de 2.7- 2.9 ml/min y el flujo normal de la orina con valores superiores a 2.9 ml/min.

Las investigaciones señalan que en personas adultas el déficit hídrico y la escases de agua en el cuerpo, reflejan que hay que tomar un adecuado suministro de agua, por lo que para contrarrestar los efectos adversos de las olas de calor durante el verano y la primavera , se debe tomar normalmente alrededor de 2 litros de líquido al día a la que adicionalmente debe de suministrarse más agua cuando van apareciendo las olas de calor intenso aportando de forma adicional de 100 a 200 ml cada vez que van apareciendo las diferentes olas de calor. Además debe considerarse un aporte adicional de 700 ml/día por concepto del agua  contenida en los alimentos ingeridos: frutas, vegetales, diferentes carnes y pescados, cereales, granos y otros alimentos

El verano es la estación del año de mayor demanda climática por lo que constituye el periodo donde  las personas consumen mayor cantidad de agua. El verano de 2019 se comportó el más caliente para un suministro total de líquidos de 2425 ml/día durante la etapa; el aporte final de líquidos en la primavera fue de 2025 ml/día durante esa etapa. El aporte final de líquidos durante el invierno fue de unos 2 l/día y de unos 2 l/día  en el otoño, debido a que son las dos estaciones del año con menor demanda climática donde predominan las bajas temperaturas.

El déficit hídrico y la escasez de agua en el cuerpo se manifiestan en las diferentes épocas del año en dependencia principalmente de las características del año climático, la fisiología y enfermedades del individuo, el no adecuado suministro  de líquidos, siendo generalmente más frecuente su aparición durante el verano y la primavera las que constituyen  las estaciones del año con más exigencias hídricas.

El flujo de orina con déficit hídrico representa el 4 %, y la escasez de agua el 7 %. Los flujos de orina moderado normal y el normal constituyen respectivamente el 20 % y el 69 % del total y son los que más predominan, ver Tabla No 1. Lo más peligroso y agresivo es el flujo de orina con déficit hídrico cuando hay olas de calor, ya que la acción conjunta de ambos puede  provocar la muerte por golpe de calor.

En el verano y en la primavera de 2019 se incrementó considerablemente la cifra de muertos y la atención de casos por golpe de calor por efectos de la ola de calor, se registraron 6 y 4 días respectivamente con déficit hídrico, los muertos por olas de calor e ingresos por olas de calor también se produjeron en el verano de 2018 y de 2017, pero en menor cuantía.

Frecuentemente la muerte por golpe de calor se manifiesta por la acción combinada del déficit hídrico en el cuerpo y la alta demanda climática provocada por la ola de calor y la acción conjunta de los diferentes factores del clima actuando sobre  el individuo, como se señala en los estudios realizados.

En 2003, el Centro Nacional de Epidemiología en España atribuyó 6.400 fallecimientos  por la ola de calor. En Francia la cifra oficial de muertos en 2003  se estableció en 14,802  según fuentes de información francesa. En Portugal en Alentejo y España  en Córdoba se registraron temperaturas máximas superiores a 46 grados centígrados el 1 de agosto de 2003. Durante ese verano de 2003, las temperaturas extremas del aire provocaron 70.000 muertes en toda Europa, según un estudio publicado en  Comptes Rendus Biologies.    El 5 de julio 2018 se registró un nuevo record de alta temperatura al Norte de África, en Argelia en el desierto Sahara de 51.3 º C.

Tabla No 1. Frecuencia de diferentes flujos de orina para: déficit hídrico, escases de agua, flujo de orina normal  moderado y normal en el periodo 2017-2019.

Épocas Flujo

Orina

Flujo Orina Flujo

Orina

Frecuen

cia

Flujo Orina        Flujo

Orina  

Flujo Orina
  Déficit   Hídrico      Déficit   Hídrico      Déficit   Hídrico       

   F

Escases

Agua

 

F

Normal Moderado F
Normal

     F

1.8-1.9 2.0 -2.1 2.2-2.3 2.4 –2.5 2.6- 2.9 `> 2.9
ml/min ml/min ml/min ml/min ml/min
2017
Invierno 3 3 2   – 3 5 21 55
Primavera 1 3 4 1  –  5 6 27 53
Verano 2 2 3   –  1 4 14 73
Otoño 2 1 3 2   –  6 8 28 51
2018
Invierno 1 1 2 2   –  2 4 20 56
Primavera –. 5 5 x   –  3 3 13 70
Verano 6 6 3  – 10 13 19 55
Otoño 1 3 4 4  –   5 9 13 66
2019
Primavera 1 3 4 3  —  2 5 14 68
Verano 6 6 x   –   1 1 14 73
 
       
Total General 1 5 33 39 20    38 58 183 620
Media M  4 6  18  62
Porciento  4  7   20   69
       

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments