Filipinas necesita ayuda material y económica para recuperarse desastres tifones

Juan G. R. Filipinas necesita ayuda material y económica para recuperarse desastres tifones

Agua y Riego. Vol.: 5, Nº 1: 38-39, Diciembre, 2014, España.

De enero hasta el diciembre de 2014, en el Pacifico ha ocurrido una gran actividad ciclónica con un total de 35 perturbaciones entre depresiones tropicales, tormentas tropicales y tifones De ellos este año, ocho provocaron daños en Filipinas: tres tifones, una tormenta tropical severa, tres tormentas tropicales y una depresión tropical, el País ha sido afectado durante todas las estaciones del año, invierno, primavera, verano y otoño y no ha podido recuperarse de tantas inundaciones y destrucción, ya que las condiciones del tiempo no le han dado tregua. Además en noviembre de 2013, el tifón Haiyan, uno de los más potentes de la historia arrasó Filipinas y causó 6.300 muertos y catorce millones de damnificados y aun no se ha recuperado. Filipinas necesita urgente asistencia técnica, ayuda en alimentos y materiales, así como ayuda económica para recuperase lo antes posible de tanto desastre natural. Ya se ha manifestado la ayuda internacional pero es necesario que esta se prolongue durante 2015.

De enero hasta el diciembre de 2014, en el Pacifico ha ocurrido una gran actividad ciclónica con un total de 35 perturbaciones entre depresiones tropicales, tormentas tropicales y tifones De ellos este año, ocho provocaron daños en Filipinas: los tifones Glenda, Luis y, Ruby este último denominado también Hagupit; la tormenta tropical severa Queenie, las tormentas tropicales Agatón, Ester y Mario, la depresión tropical Karting. En el invierno y en la primavera estuvo dañado por dos tormentas tropicales, en el verano de mucho más actividad el país estuvo afectado por los tifones Glenda y Luis, la tormenta tropical Mario y la depresión tropical Karting, en el otoño de nuevo Filipinas es golpeada esta vez por la tormenta tropical severa Queenie y finalmente por el tifón Ruby.

Ya el 13 de enero de 2014, en pleno invierno la primera tormenta tropical de este año, denominada Agatón provocaba inundaciones y avalanchas de tierra en la región de Mindanao, en el sur de Filipinas, el número de muertos ascendía a 15. El Servicio de Administración Atmosférica, Geofísica y Astronómica de Filipinas PAGASA asigna nombres a los ciclones tropicales que se mueven dentro o forman una depresión tropical en el área de su responsabilidad.

Finalizando la primavera, en junio Filipinas de nuevo sufrió inundaciones en el norte del país, esta vez provocada por la tormenta tropical Ester.

Durante el verano de nuevo Filipinas es afectada por la actividad ciclónica, a principios de verano en julio fue dañado por el tifón Glenda con una presión barométrica mínima de 935 hPa. Esta vez en septiembre sufre grandes daños económicos como consecuencia de la depresión tropical Karding, el tifón Luis y la tormenta tropical Mario, que se manifestaron de forma consecutiva, uno de tras de otro, causando lluvias torrenciales, grandes inundaciones, deslizamientos de tierra, considerables daños materiales y pérdidas humanas.

En el otoño de 2014 a finales de noviembre y principios de diciembre, otra vez Filipinas es afectada por la tormenta tropical severa Queenie y posteriormente por el tifón Ruby nombrado primeramente como Hagupit por la Agencia meteorológica de Japón, JMA El tifón Hagupit alcanzó velocidades máxima del viento de 285 Kilómetros/hora y una presión barométrica de mínima de 905 hPa, el 3 de diciembre el tifón, entró en el Área de Responsabilidad Filipina y fue nombrado: Ruby por la PAGASA El tifón tocó tierra en Filipinas el día 6 de diciembre en el municipio de Dolores, la provincia de Samar fue la más afectada, finalmente salió debilitado por la capital Manila con dirección a Vietnam, la fuerza del viento el día 8 se había reducido a 105 kilómetros por hora y el tifón se había convertido en una tormenta tropical. A su paso por Filipinas el tifón dejó 28 muertos, miles de viviendas dañadas o destruidas, miles de hectáreas inundadas, un millón y medio de evacuados y grandes pérdidas económicas, las lluvias torrenciales acumuladas del 3 al 8 de diciembre en algunas regiones de influencia del tifón fueron de unos 450 mm.

En noviembre de 2013, el tifón Haiyan, uno de los más potentes de la historia con velocidades máxima del viento de 315 Kilómetros / hora y una presión barométrica mínima de 895 hPa, arrasó Filipinas y causó 6.300 muertos, más de mil desaparecidos y catorce millones de damnificados.

La agencia de noticias de Filipinas ha informado de que hasta el momento se han ofrecido para ayudar en la recuperación de las zonas afectadas once países: Australia, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Japón, Indonesia, Tailandia, China, Malasia, Singapur, y Brunei. Otros países brindan ayuda humanitaria.

Filipinas ha sido afectada por tormentas tropicales y tifones durante todas las estaciones del año, invierno primavera, verano y otoño y no ha podido recuperarse de tantas inundaciones y destrucción, ya que las condiciones del tiempo no le han dado tregua, además que aún no se ha recuperado de los daños en 2013 del tifón Haiyan. Filipinas necesita urgente, ayuda humanitaria, asistencia técnica, ayuda en alimentos y materiales, así como ayuda económica para recuperase lo antes posible de tanto desastre natural. Ya se ha manifestado la ayuda internacional pero es necesario que esta se prolongue durante 2015.

http://www.aguayriego.com/2014/12/filipinas-necesita-ayuda-material-y-economica-para-recuperase-desastres-tifones/

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of