Evapotranspiración máxima y real del tomate

León M. Delibaltov I. Evapotranspiración máxima y real del tomate,

Serie Riego y Drenaje, Vol. 4 Nº 1. 19-32,1981, Cuba.

En la Estación Experimental Hortícola «Liliana Dimitrova», en la provincia de La Habana, se estudiaron las necesidades hídricas del cultivo del tomate en un suelo Ferralitico rojo. La evapotranspiración máxima fue determinada en lisímetros del tipo de compensación, la evapotranspiración real se determinó en parcelas distribuidas en bloques al azar. El momento de riego se estableció a partir de la dinámica de la ETM y de la humedad del suelo en la parcela en que se regaba por el método gravimétrico. Se encontró que:

El tomate de transplante tiene una evapotranspiración máxima entre 305 y 380 mm en dependencia del comportamiento del clima y una evapotranspiración real según los tratamientos en estudio entre 244 a 305 mm, con normas totales de riego de 2200 a 2700 m3/ha y normas parciales entre 200 y 215 mm. El mayor consumo de agua se localiza desde la floración hasta la fructificación, la que constituye la fase más crítica de exigencias hídricas del tomate, en la misma el consumo de agua es alrededor del 55 % de la evapotranspiración total.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of