El desarrollo hidráulico de Australia requiere más inversiones y estudios económicos.

Juan G. R. El desarrollo hidráulico de Australia requiere más inversiones y estudios económicos.

 Agua y Riego. Vol.: 4, Nº 1: 9-10, abril, 2013, España.

Australia ha realizado un gran esfuerzo en el desarrollo hidráulico sostenible del país, pero las sequías y las inundaciones amenazan con futuras crisis alimentarías, es necesario evaluar con mayor precisión los recursos hidráulicos potenciales y los disponibles así como su demanda por los diferentes tipos de usuarios, el país ha perdido miles de millones de dólares como consecuencia de la sequía 1998- 2010 y ha realizado grandes inversiones en el desarrollo sostenible de los recursos hídricos, pero aún se necesitan invertir muchos miles de millones de dólares para alcanzar los objetivos deseados. Es fundamental realizar estudios técnicos económicos  de desarrollo hidráulico de las diferentes zonas del país y ejecutar aquellas obras que posean indicadores técnico económico más factibles que permitan una rápida recuperación de las inversiones.

En el periodo de 1998-2010, Australia sufrió la peor sequía de su historia. La sequía comenzó en el año 1998, en el 2002 se registraron datos correspondientes  a la mayor  sequía de los últimos 100 años, la situación de la escasez de agua se complico aún más en el 2006 ya que ese año se trataba de un evento con una probabilidad de ocurrencia de una vez cada 1.000 años, a esta sequía se le llamó la Sequía del Milenio. En 2002 por primera vez el escurrimiento de su principal río, el Murray, fue insuficiente para llegar al mar. Durante esta etapa las cosechas de: arroz, algodón, granos y alimentos se redujeron grandemente o se perdieron, la disminución de las precipitaciones dejó al ganado sin pastos, lo que obligó a muchos ganaderos a reducir el número de cabezas de sus ranchos. La mitad de las ovejas  murieron o tuvieron que ser sacrificadas. Decenas de miles de agricultores perdieron sus cosechas y gran parte de sus animales lo que contribuyó grandemente al incremento de los precios de los productos agrícolas y la disminución de las exportaciones agropecuarias. Hubo grandes incendios y grandes terregales.

Como consecuencia del cambio climático la precipitación anual desde 1950 ha disminuido un quince por ciento mientras las temperaturas promedio en el sureste del continente subieron entre 0.3 y 0.6 grados centígrados. Cuando baja la precipitación y aumenta la evaporación por las temperaturas más altas los ríos reducen su caudal y las sequías se vuelven más intensas y más frecuentes, se pronostica que el agua disponible en la cuenca de los ríos Murray y Darling disminuirá más de setenta por ciento en la desembocadura del Murray para el año 2030. Australia es el continente más seco del mundo, donde se produce una gran variabilidad climática ya que principalmente posee el clima: tropical, subtropical, templado y el árido, este último con una precipitación media inferior a los 400 mm, ocupa alrededor del 44 % del área total, gran parte de la región occidental, sur y central, el país tiene grandes periodos de sequía extrema junto a lluvias torrenciales que provocan grandes catástrofes.

El gobierno australiano en medio de la sequía del milenio, diseñó un plan de medidas de desarrollo hidráulico para hacerle frente a la sequía, reducir la contaminación de los ríos y tratar de alcanzar una producción sostenible  de alimentos y fibras que incluyen medidas económicas, tecnológicas, legislativas y educativas. Se desarrollaron políticas para el ahorro del agua y el incremento de las fuentes no convencionales de abastecimiento, se promueven cisternas para cosechar agua de lluvia, se impulsa el tratamiento y reutilización de aguas depuradas. Entre 2002 y 2008 el uso urbano de agua per cápita se redujo un 37 por ciento.

Australia decidió, restaurar sus ríos y sus humedales reduciendo  en alrededor de un treinta por ciento las extracciones en la cuenca del  río Murray el más caudaloso y en el río Darling  el más largo a su vez afluente del Murray. El río Murray es uno de los principales ríos de Australia, posee un caudal muy irregular con un valor medio anual de 450 m3/año, su caudal específico es de 0,41litros/segundo/km2. El río Murray aporta muy poca agua al océano Índico, pues sus aguas se utilizan principalmente en el riego de los cultivos y para el consumo de la ciudad de Adelaida. Se ha utilizado  millones de dólares para comprar derechos de agua de agricultores, para no usar esa agua en el riego sino aplicarla en la restauración de ecosistemas de agua dulce del país.

La sequía terminó en  2010, con tormentas, lluvias torrenciales e inundaciones. Inesperadamente en la costa este de Australia el 13 de octubre de 2012 cayó nieve a pesar de la primavera climática, en las carreteras se formaron capas de nieve de unos treinta centímetros, los servicios locales de emergencia tuvieron que retirar árboles caídos y restaurar las líneas eléctricas, la nieve se derritió rápidamente y aumentaron gradualmente las temperaturas por encima de cero. Después de varios días de intensas lluvias, el 23/ 02/ 2013 las autoridades locales mantienen  la alerta por el posible desbordamiento de 15 ríos en el estado de Nueva Gales del Sur. La zona más afectada es el Valle de McLeay donde al menos 10.000 personas, la mayoría granjeros y ganaderos, han quedado aislados, según el informe publicado por el Servicio de Emergencias Australiano.

Australia ha realizado un gran esfuerzo en el desarrollo hidráulico sostenible del país, pero las sequías y las inundaciones amenazan con futuras crisis alimentarías, es necesario evaluar con mayor precisión los recursos hidráulicos potenciales y los disponibles así como su demanda por los diferentes tipos de usuarios, el país ha perdido miles de millones de dólares como consecuencia de la sequía 1998- 2010 y ha realizado grandes inversiones en el desarrollo sostenible de los recursos hídricos, pero aún se necesitan invertir muchos miles de millones de dólares para alcanzar los objetivos deseados. Es fundamental realizar estudios técnicos económicos  de desarrollo hidráulico de las diferentes zonas del país y ejecutar aquellas obras que posean indicadores técnico económico más factibles que permitan una rápida recuperación de las inversiones.

Las inversiones dedicadas al riego, drenaje, embalses, trasvases, conjuntos hidráulicos, desalinizadoras, depuradoras de aguas residuales, abasto a las ciudades , protección de las ciudades contra las inundaciones, rectificaciones de ríos, recarga de acuíferos, otras obras hidráulicas, infraestructuras de desarrollo y gestión del agua, la protección de las cuencas mediante la repoblación forestal son medidas para el desarrollo sostenible de los recursos hídricos y de su gestión, constituyen inversiones elevadas por lo que es muy importante que las obras ha realizar  tengan  una alta rentabilidad económica y que se recuperen las inversiones en corto tiempo. Las medidas de desarrollo hidráulico deben ir acompañadas de trabajos de investigaciones básicas y aplicadas con la finalidad de obtener respuestas más precisas para las condiciones típicas del continente australiano.

http://www.aguayriego.com/2013/04/el-desarrollo-hidraulico-de-australia-requiere-mas-inversiones-y-estudios-economicos/

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of