El cambio climático y sus efectos en Australia.

Juan G.R. El cambio climático y sus efectos en Australia.

Agua y Riego. Vol.: 6, Nº 1:13-14, Mayo, 2015, España.

Las lluvias caídas durante el verano y el otoño de 2015 en los Estados del noreste y sureste de Australia, como consecuencia de fuertes tormentas tropicales duplican su media histórica que es de 217 mm para el verano, así como triplican las lluvias caídas para el otoño ya que en tan solo 3 horas cayeron más de 270 mm A mediados del verano 2 ciclones afectaron los Estados del Norte y del Noroeste provocando daños económicos en infraestructuras, viviendas, transporte , electricidad y derivó de árboles.

Australia y Oceanía no escapan de los efectos del cambio climático que hace años ha empezado a manifestarse en la región. El cambio climático no es un fenómeno aislado, ya también ha aparecido en otras regiones de Asia, Europa, África y América, es necesaria una respuesta conjunta para lograr atenuar sus consecuencias.

Como consecuencia del cambio climático el pronostico de la actividad ciclónica para el pacifico en 2015 es alta. El cambio climático se caracteriza por sequías prolongadas y lluvias intensas que alteran los patrones del clima, provocan grandes desastres e inundaciones, el aumento de la temperatura global, el deshielo, el aumento del nivel del mar y el incremento de la actividad de tormentas tropicales y ciclones. Australia es conocida por su susceptibilidad para climas extremos y actualmente presenta indicadores de sequía extrema y severa en diferentes estados, siendo los Estados de Queensland, Sur Australia y el Territorio del Norte los que poseen los mayores territorios afectados por indicadores de sequía extrema.

A principios de mayo una fuerte tormenta tropical afectó el estado de Queensland, en tan solo 3 horas cayeron más de 270 mm de lluvia, lo que provocó que en el sureste de este estado se inundaran carreteras y zonas bajas donde quedaran personas atrapadas en los tejados y en los automóviles. Se registraron 5 muertos dentro de sus vehículos, así como daños económicos y afectaciones en el suministro eléctrico y el transporte. Las lluvias caídas para el otoño triplicaron la medía histórica del país que es de 80 mm para esa estación del año. En el mes de febrero este Estado ya fue afectado por un ciclón tropical.

Después de tres días consecutivos de fuertes tormentas a finales de la segunda decena del mes de abril, los vientos y las inundaciones han obligado a evacuar a la población de varias localidades en Nueva Gales del Sur, unos 200.000 hogares se han quedado sin electricidad, Ya hay grandes afectaciones económicas. La situación del tiempo se tornó complicada ya que los vientos iban acompañados de grandes precipitaciones que provocaban inundaciones repentinas. La localidad de Dungog ha sido la más afectada por el mal tiempo, registrándose tres fallecidos. La ciudad de Sydney, ha quedado parcialmente aislada, con los principales enlaces ferroviarios al norte y el sur cortados, muchas de sus calles bajo el agua. El puerto de Sydney el más grande del mundo en exportación de carbón ha sufrido importantes daños y ha sido cerrado hasta que la situación del tiempo mejore. Las lluvias acumuladas para la región afectada en el periodo superan los 400 mm la cual es enorme si se considera que la precipitación media anual de Australia en los últimos 10 años es de 534 mm

Según fuentes locales en el mes de febrero, el ciclón Lam, que alcanzó la categoría de 4, atacó en el norte del país a varias comunidades aborígenes situadas 500 Km. al este de Darwin, capital del Territorio del Norte, el intenso viento causó daños en las localidades de Milingimbi y Ramingining, se registraron daños en viviendas y en el sistema eléctrico que afectó unas 30.000 personas. Posteriormente el ciclón Marcia atacaba el noreste de Australia con vientos que alcanzaron los 285 Km. / h, el ciclón tomó por sorpresa al estado de Queensland y se intensificó en sólo unas horas para alcanzar la categoría 5, al entrar por la costa a unos 670 Km. de Brisbane la capital del Estado, el ciclón provocó daños en edificios e infraestructuras y la caída de árboles. Tras bajar a categoría 3, Marcia siguió rumbo hacia Rockhampton, donde residen 80.000 personas.

Australia y Oceanía no escapan de los efectos del cambio climático que hace años que han empezado a manifestarse en la región. El cambio climático no es un fenómeno aislado, ya también ha aparecido en otras regiones de Asia, Europa, África y América, es necesaria una respuesta conjunta de los diferentes países para lograr atenuar sus consecuencias, el impacto de la actividad humana tiene un gran peso en su aparición y requiere de su control.

 

 

http://www.aguayriego.com/2015/05/el-cambio-climatico-y-sus-efectos-en-australia/