Efectos del cambio climático en 2018

Juan G. R., Juan G. R., y Juan P. J. A. Efectos del cambio climático en 2018

Agua y Riego Vol.: 10, No. 1: 1-3, 7 Febrero 2019, España.

Los efectos del cambio climático en 2018 se han intensificado gradualmente a través olas de calor y de frio, incendios forestales, inundaciones, sequias, huracanes y ciclones, por lo que se estima que para 2040 se incrementará los problemas como la escasez de alimentos, los incendios forestales, el desplazamiento poblacional, las inundaciones y sequias en diferentes países con el riesgo de que se provoquen pérdidas cada vez mayores en los bienes materiales y humanos y que se frene el crecimiento económico . Durante este siglo las concentraciones de gases efecto invernadero han alcanzado niveles elevados y si se mantiene la tendencia actual, es posible que se produzcan aumentos de temperatura de 3 a 5 °C para finales de siglo, debemos poner nuestro esfuerzo y el empeño colectivo para alcanzar las metas propuestas y proteger a la humanidad y al planeta Tierra.

China es el país que más produce emisiones de carbono globales con un 27 % del total, le sigue USA con  un 15 % del total, la Unión Europea con el 10 por ciento, e India con un 7 por ciento. Las emisiones de gases de efecto invernadero mundialmente  están aumentando a un ritmo acelerado, advierten los investigadores,  el mundo está encaminado a enfrentar algunas de las consecuencias más graves del cambio climático antes de lo esperado, la Organización de las Naciones Unidas advierte que las emisiones de gases están aumentando en una proporción que incrementara los problemas como la escasez de alimentos, incendios forestales, inundaciones en las costas y el desplazamiento poblacional para 2040. El uso de energías renovables como la solar y la eólica se han expandido exponencialmente y no ha sido suficiente para compensar el incremento en el uso de combustibles fósiles.

Las emisiones globales de carbono en 2018 superan los 37 gigatones que aumentan la temperatura del planeta, se espera que las emisiones de carbono incrementen en un 2,7 por ciento en 2018, de acuerdo con estudios científicos realizados. Las emisiones en China  aumentarán un 4,7 por ciento a pesar de que las autoridades chinas están invirtiendo fuertemente en energía renovable, pero también está construyendo nuevas plantas eléctricas operadas con carbón en casa. En los Estados Unidos las emisiones de gases se espera que crezcan un 2,5 por ciento este año después de varios años de declive, y a pesar del cambio del carbón a fuentes más limpias de energía  que se debió fundamentalmente  a un invierno más frio en algunas partes del país y a un verano más caliente en otras, lo que influyó en mayor demanda de calefacción y aire acondicionado.

La Casa Blanca publicó que agencias federales predecían que el calentamiento global podría reducir en cientos de miles de millones de dólares la economía estadounidense para el final del siglo, especialmente el comercio y la agricultura. En un nuevo informe federal de los Estados Unidos se detalla cómo afecta el cambio climático al medioambiente, la agricultura, la energía, los recursos hídricos y de la tierra, el transporte, la salud y el bienestar humano, con el riesgo de que provoque pérdidas cada vez mayores en la infraestructura y los bienes de los Estados Unidos y que frene su tasa de crecimiento económico durante este siglo.

Efectos del cambio climático en 2018, tales como el aumento del nivel del mar, el incremento del calor oceánico, la acidificación de los océanos, el derretimiento de los  hielos en polos y glaciares continúan, las condiciones meteorológicas extremas han sembrado la destrucción en todos los continentes, según se indica en la OMM

Durante los diez primeros meses del año la temperatura superó aproximadamente en 1 °C a la de la era preindustrial (1850-1900). No estamos bien encaminados para alcanzar los objetivos de la lucha contra el cambio climático y limitar el aumento de la temperatura», declaró el Secretario General de la OMM, señor Petteri Taalas. Dijo además que las concentraciones de gases de efecto invernadero han alcanzado de nuevo niveles sin precedentes y si se mantiene la tendencia actual, es posible que se produzcan aumentos de la temperatura de 3 a 5 °C para finales de siglo.

Cada fracción de grado de calentamiento tiene repercusiones en la salud humana, el acceso a los alimentos y el agua dulce, en la extinción de animales y plantas, en la supervivencia de los arrecifes de coral y la vida marina y tiene repercusiones en la productividad económica, la seguridad alimentaria y la resiliencia de nuestras infraestructuras y ciudades. Afecta también a la velocidad de fusión de los glaciares y el suministro de agua, así como al futuro de las islas de baja altitud y las comunidades costeras, afirmó la Secretaria General Adjunta de la OMM, señora Elena Manaenkova.

Si se contiene el incremento de la temperatura global por debajo de 2 °C se reducirán los riesgos para el bienestar humano, los ecosistemas y el desarrollo sostenible afirma el Grupo Intergubernamental Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Fenómenos meteorológicos extremos según información de OMM

Tormentas tropicales: se superó la media de ciclones tropicales en las cuatro cuencas del hemisferio norte, con 70 ciclones que provocaron numerosas víctimas registrados al 20 de noviembre, en comparación con la media de largo plazo de 53. La cuenca del Pacífico nororiental, cuya energía ciclónica acumulada fue la más alta desde que comenzaron las mediciones fiables tomadas por satélites, ha estado particularmente activa. Dos de los ciclones tropicales más fuertes fueron Mangkhut, que afectó a Filipinas, la Región Administrativa Especial de Hong Kong y China, y Yutu, que causó estragos en las Islas Marianas. Jebi fue el tifón más fuerte que ha azotado al Japón desde 1993, Son-Tinh provocó inundaciones en Vietnam y Laos, mientras que Soulik provocó inundaciones en la península de Corea. Los huracanes Florence y Michael estuvieron asociados a enormes daños económicos y pérdidas  humanas en los Estados Unidos.

Inundaciones: En agosto, el estado de Kerala, en el suroeste de la India, sufrió las peores inundaciones desde el decenio de 1920, que provocaron el desplazamiento de 1,4 millones de personas de sus hogares y afectaron a más de 5,4 millones. Gran parte del oeste de Japón sufrió inundaciones destructivas a finales de junio y principios de julio que causaron la muerte de al menos 230 personas y destruyeron miles de hogares. En marzo y abril hubo inundaciones en muchas partes de África oriental. Entre otros países afectados están Kenya, Somalia, Etiopía y el norte y Tanzania. Un sistema de baja presión en el mar Mediterráneo provocó inundaciones, fuertes vientos y víctimas mortales en octubre

Olas de calor y sequías: grandes partes de Europa experimentaron una ola de calor y una sequía excepcionales a finales de la primavera y en el verano de 2018 que provocaron numerosos incendios forestales en Escandinavia. En julio y agosto se registraron temperaturas máximas sin precedentes al norte del círculo polar ártico y temperaturas superiores a 25 °C en Helsinki. En Alemania se registraron períodos de días con una ola de calor de 30 º C y estuvo asociado a víctimas mortales en Francia, fue excepcionalmente cálido y seco en el Reino Unido e Irlanda, la ola de calor afectó a España y Portugal a principios de agosto. La zona oriental de Australia sufrió una sequía importante durante 2018, A finales de 2017 y principios de 2018, una grave sequía afectó al Uruguay y al norte y centro de Argentina que provocó grandes pérdidas agrícolas. El Japón y la República de Corea registraron temperaturas 41,0 °C. En Argelia se registró un máximo nacional de 51,3 °C en julio.

Ola de frio y nieve: una de las olas de frío más importantes de los últimos años afectó a Europa a finales de febrero y principios de marzo.

Incendios forestales: el 23 de julio se produjeron incendios forestales que afectaron a Atenas en Grecia y provocaron numerosas víctimas mortales. La provincia canadiense de Columbia Británica superó su récord de superficie quemada  de una temporada de incendios, California sufrió devastadores incendios forestales, siendo la campaña de noviembre más mortífera de los Estados Unidos durante más de un siglo.

Otro fenómeno natural que hay que considerar en 2018 es la actividad sísmica y volcánica del planeta, donde hicieron erupción los volcanes: Kilauea en Hawái, Volcán de Fuego en Guatemala, el Popocatepetl en México, el Anak Krakatoa en Indonesia y el Etna en Italia. La actividad sísmica con una magnitud de 6.6 se registró en El Salvador, Guatemala y México, una magnitud de 5.6 a 5.9 se registraron en Chile, Afganistán y Sumatra, entre 1.0 y 5.0 se registraron en un gran número de regiones en el planeta

El cambio climático y sus diferentes efectos están llegando a las diferentes zonas del planeta y cada día son más activos, lo que unido al crecimiento demográfico de la población mundial que ya llega a 7.8 miles de millones de habitantes y la contaminación de la tierra, el agua y el aire por la acción de la actividad humana  hacen que la perspectiva de desarrollo económico, desarrollo sostenible y de bienestar social sea cada vez más difícil de alcanzar para finales de siglo, ya que estamos agotando gradualmente  los recursos naturales, los alimentos y no logramos mantener la temperatura global con valores sostenibles, pero si ponemos nuestro esfuerzo y el empeño colectivo podremos alcanzar las metas propuestas.

El año 2019 se pronostica que sea muy activo, ya que se han registrado altas temperaturas en Australia, grandes incendios forestales en Tasmania, velocidades del viento muy altas, bajas temperaturas polares en Rusia y USA.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of