Efecto de las inundaciones y la sequía en China en 2013.

Juan G. R. Efecto de las inundaciones y la sequía en China en 2013.                               

Agua y Riego Vol. 4, No. 1: 25-27, Octubre, 2013, España.

Las fuertes lluvias, la alta actividad de los tifones durante la primavera, el verano y el otoño en el año 2013, han provocado grandes inundaciones principalmente en las  provincias ubicadas en el sur, este, noreste, suroeste de China. Desde julio, un tercio de China ha venido registrando temperaturas por encima de los 35 grados centígrados y algunas zonas han sufrido la peor ola de calor en 140 años. En total alrededor de setecientos millones de personas se han visto afectadas. Ha habido muchos casos de golpes de calor y decenas de personas han muerto por causas relacionadas con las altas temperaturas, que en algunos puntos han llegado a alcanzar los 44 grados. Con el calor, ha llegado la sequía a varias provincias de China. Los daños económicos como consecuencia de las inundaciones y la sequía ascienden a más de 32 mil millones de euros.

-La ciudad de Yuyao, ubicada en la provincia oriental china de Zhejiang, ha sufrido las inundaciones más graves en un siglo. Yuyao se encuentra entre los lugares más afectados por el tifón Fitow, el dia 10 de octubre se había registrado precipitaciones de 501 milímetros en esa ciudad, el 70 por ciento del centro de la ciudad quedó inundado.
Más de 830.000 personas de 21 poblados de la ciudad se han visto afectadas por el desastre, aunque no se han registrado víctimas mortales, según la agencia de noticias estatal Xinhua. Tres días atrás el tifón «Fitow» tocó tierra en la provincia de Fujian, al este de China, en las primeras horas del día 7 de 0ctubre, acompañado de vientos de hasta 151 kilómetros por hora, informo el Centro Meteorológico Nacional. Ciudades como Fuzhou y Sanming en Fujian registraron, más de 200 milímetros de lluvia.

-En la tercera decena del mes de septiembre la actividad de los tifones se intensifica. El súper tifón Usagi golpeó Hong Kong el 23 de septiembre de 2013, forzando la clausura de escuelas, playas de la ciudad, y alterando cientos de vuelos. El tifón Usagi azotó la región con un saldo de 25 muertos en el sureste del país. Otro tifón, el Wutip, el numero 21 que afecta Asía, en el 30 de agosto ya existían 72 desaparecidos entre China y Vietnam por los efectos de este tifón. Durante la primera y segunda decena de septiembre el efecto del mal tiempo se hace más tenue, solamente al inicio de esta etapa ocurrieron algunas inundaciones.

-Durante la tercera decena del mes de agosto, las previsiones de las lluvias en el noreste no serán tan duras en los próximos diez días como han sido recientemente, comunico Chen Zhenlin, portavoz de la Administración Meteorológica de China. En el sur del país, las cosas son más complicadas, desde julio, un tercio de China ha venido registrando temperaturas por encima de los 35 grados centígrados y algunas zonas han sufrido la peor ola de calor en 140 años. En total, setecientos millones de personas se han visto afectadas. Ha habido muchos casos de golpes de calor y decenas de personas han muerto por causas relacionadas con las altas temperaturas, que en algunos puntos han llegado a alcanzar los 44 grados. Con el calor, han llegado las sequías a Guizhou, Hunan y otras provincias. El 22 de agosto, más de cinco millones de hectáreas de tierra arable se habían visto afectadas. El 23, la tormenta Trami pasó por la provincia de Fujian, provocando lluvias torrenciales en muchas zonas de la región.

-En la segunda decena del mes de agosto, las víctimas por las fuertes lluvias en el noreste de China y por el paso del tifón Utor en el sur del país se cuentan por decenas.   Las tormentas de verano que tienen lugar en el país ya han dejado daños económicos que ascienden a unos 26 mil 500 millones de dólares.  El diario local China Daily informó que las inundaciones y deslizamientos de tierra que tienen lugar en China han dejado 575 muertos y unas 340 personas desaparecidas.  Según informó la agencia oficial Xinhua, las peores inundaciones en décadas provocaron la muerte de 37 personas y la desaparición de 32 más, así como la evacuación de decenas de miles de residentes en las tres provincias del noreste del país :Heilongjiang, Jilin y Liaoning . La mayoría de las víctimas eran residentes de la localidad de Fushun, en Liaoning donde centenares de viviendas quedaron sumergidas después de que cayeran  400 milímetros de lluvia en 24 horas. Las abundantes lluvias han aumentado el caudal de los principales ríos de la zona el Amur, el Songhua y el Ussuri, que se han desbordado en algunas zonas y han dañado gravemente unas 50 mil viviendas.   -Solamente en el noroeste del país, el número de damnificados se acerca a los tres millones, las autoridades han enviado a más de 5 mil efectivos del Ejército de Liberación Popular a las zonas afectadas. Las regiones del noreste de China se convierten en el verano boreal en las principales productoras de cereales del país, por lo que se teme que las inundaciones perjudiquen las cosechas y la producción del grano durante los meses de otoño. Al tiempo que el noreste del país sufre sus peores inundaciones en décadas, las lluvias no dan tregua a los ciudadanos del sur, que aun padecen los efectos del tifón Utor, que afectó a las provincias de Guangdong y Guangxi. Se espera que algunas zonas de Guangxi registren  lluvias de 100 milímetros, Mientras tanto el centro y este de China padece este verano una de las mayores olas de calor. Las temperaturas marcaron récord  a lo largo de los ríos Yangtsé y Huai, especialmente en la provincia de Sichuan y el municipio de Chongqing. Los termómetros superaron los 35 grados en la mayoría de las regiones afectadas, con máximas de hasta 39 y 40 grados centígrados.

-A finales de la primera decena del mes de agosto, el paso fronterizo que comparten Rusia y China en la parte noreste  de China situado en la isla Daheihe, ubicada en el río Heilongijiang, ha quedado completamente inundado. Los niveles de agua del río siguen creciendo. Las inundaciones han afectando a millones de personas y se han arruinado cerca de millón de hectáreas de tierras cultivables.

-Durante la tercera decena del mes de julio, las lluvias torrenciales continúan azotando a la provincia china de Shaanxi. Las inundaciones en China dejan este año al menos 337 personas muertas y 213 desaparecidas, debido a un verano muy lluvioso. Las inundaciones asolaron este año 30 provincias y municipios, y afectado a más de 47 millones de habitantes, según las autoridades encargadas de atender estas emergencias. De las muertes confirmadas, 202, el 60% del total, se debió a derrumbes en cuestas y cerros por el reblandecimiento del terreno a causa de las lluvias. Las precipitaciones en China alcanzaron del 1 de junio al 15 de julio un promedio de 165.4 milímetros, el más alto en este periodo en cinco años. La región central de China ha sido la más afectada.

-Más de 7 millones de personas, se han visto afectadas por las inundaciones en las provincias de Shaanxi y Sichuan, ubicadas al noreste y suroeste de China según las noticias del 18 de julio de 2013 de las agencias locales. Las fuertes lluvias que comenzaron el pasado 7 de julio han provocado el desbordamiento de los ríos Yangtze y Amarillo, causando la muerte de 83 personas y dejando al menos 182 desaparecidos. Los altos niveles alcanzados por el agua han provocado además el derrumbamiento de más de 250.000 casas y han destruido puentes, carreteras y edificios en ambas provincias. Para prevenir mayores desastres, las autoridades locales han reubicado alrededor de 268.000 personas en Sichuan y 240.000 en Shaanxi. El Departamento de Asuntos Civiles del gobierno ha enviado equipos de ayuda a las provincias para los afectados por las inundaciones.  – Según los medios oficiales chinos de  Beijing del 16 de julio de 2013, la más afectada es la provincia interior de Sichuan, donde un deslizamiento de tierras causó 58 muertos, A ellas han de sumarse los 108 fallecidos y 183 desaparecidos por el paso del tifón Soulik por el sureste e interior de China. El tifón, el séptimo que sacude el país en lo que va de año, estuvo acompañado de fuertes lluvias y provocó inundaciones y desprendimientos de tierra en varias provincias del país, principalmente en las costeras de Guangdong, Zhejiang y Fujian. El tifón ha afectado casi a un millón de personas en el país asiático, según cifras oficiales. También se informó de la muerte de 26 personas por crecidas en el extremo norte de China, en la región de Mongolia Interior.

-Durante la primera decena del mes de julio las fuertes lluvias durante una semana han provocado un importante corrimiento de tierras  al suroeste de China en la provincia de Sichuan. En la localidad de Zhongxing un alud de tierra provocó el desplome de cerca de un millón y medio de metros cúbicos de lodo, rocas y escombros que enterró once viviendas. Las autoridades locales han movilizado a centenares de bomberos para intentar rescatar y evacuar a las personas que siguen atrapadas. -A principios del mes de julio el número de muertos por lluvias torrenciales e inundaciones en varias regiones de China aumentó a 157, mientras otras 16 personas siguen desaparecidas, las lluvias afectaron a 27 millones de personas en todo el país.  informaron hoy las autoridades de control de inundaciones, a través de la agencia Xinhua. También 1.86 millones de hectáreas de cultivos y cerca de 60 mil casas acabaron destruidas tras ser inundadas por las fuertes lluvias, las pérdidas económicas se estiman en 4,530 millones de dólares.

-En la segunda decena del mes de mayo las lluvias torrenciales que afectan el sur de China han provocado inundaciones y al menos 55 personas han muerto en las inundaciones que desde hace días asolan las provincias más meridionales  Hay nueve provincias en alerta máxima; entre ellas, Guangdong y Fujian, las más afectadas, en total hay más de un millón y medio de habitantes que no pueden volver a sus casas. En algunas localidades, el agua llega ya a los dos metros.   -Las intensas lluvias provocaron a finales de abril,  en la región autónoma de Guangxi, en el sur de China inundaciones y desprendimientos de tierra, cinco personas  perdieron la vida, 63 casas se derrumbaron, 117 casas sufrieron daños materiales, hubo 208.000 damnificados y más de 10.000 desplazados, según informo la agencia de noticias estatal Xinhua.

 –Se ha realizado grandes esfuerzos por gobierno de China en la lucha contra las inundaciones y la sequía, pero el problema de las inundaciones golpea más fuertemente que la sequía, es necesario incrementar aún más: el drenaje de las áreas agrícolas, la protección  de las ciudades contra las inundaciones, la limpieza de los canales y cauces, la limpieza de los embalses, la eliminación de los azolves que arrastran los afluentes y los ríos. Muchas de las ciudades en China están densamente pobladas y la red de alcantarillado debe ser recalculada para evacuar el agua de las ciudades en más corto tiempo, para reducir el daño de las inundaciones y hacerle frente a los nuevos retos del  cambio climático. Debe de incrementarse la repoblación forestal en las cuencas de los ríos, debe de hacerse énfasis en la repoblación de laderas de zonas pobladas para reducir los daños por deslizamientos de lodo. Los daños económicos como consecuencia de las inundaciones y la sequía en 2013 se estiman en más 32 mil millones de euros.

http://www.aguayriego.com/2013/10/efecto-de-las-inundaciones-y-la-sequia-en-china-en-2013/

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of