Cosecha de agua dulce en la ciudad de Puerto Padre, Las Tunas.

Arruebarrena K. M., Pérez F. J., Díaz G. A. F. Cosecha de agua dulce en la ciudad de Puerto Padre, Las Tunas.

Filial Universitaria Municipal de Puerto Padre. Universidad de Las Tunas.

Agua y Riego. Vol.: 5, Nº 1: 17-21, julio, 2014, España.

Se promueve el manejo ambientalmente apropiado, socialmente y económicamente viable del agua en la ciudad de Puerto Padre, mediante la revitalización de las vías para su obtención y la introducción de nuevas variantes tecnológicas para la producción de este importante recurso. Los resultados demuestran que aún en las condiciones climáticas semiáridas de la zona de estudio, con un régimen pluviométrico medio anual de 1005 mm, se puede obtener una cosecha de agua de 42,2 m3, aprovechando el 70% de las precipitaciones, en una vivienda promedio con una cubierta de 60 m2. La utilización de los molinos de vientos y desaladores, potencia el uso de energías renovables como la eólica y la solar, que ayudan a mitigar el cambio climático y el problema del agua.

Introducción.
Puerto Padre es una ciudad portuaria a unos 700 Km. al este de La Habana. Es la capital del municipio de su mismo nombre en la provincia de Las Tunas y cuenta con una población de alrededor de unos 35 mil habitantes lo que representa el 34 % respecto a la población del municipio. En los últimos 50 años, el abasto de agua a la población ha estado vinculado a las extracciones que se realizan desde el manto freático y ha tenido un significativo y desordenado crecimiento con resultados muy desfavorables para el medio ambiente y en particular para la salud de los pobladores.
El crecimiento urbanístico lleva implícito el desarrollo de acciones individuales en lo que respecta a la perforación de pozos artesanales para garantizar la extracción de agua potable en cada uno de los nuevos hogares, ya que esta ciudad con categoría poblacional de 3er. Orden, no cuenta actualmente con los servicios de acueducto que demanda.
A la grave situación del problema del agua y la contaminación de las aguas subterráneas se suma el cambio climático que se registra en la región. La media histórica anual de las precipitaciones en la provincia Las Tunas alcanza tan solo los 1038 mm, constituyendo la más baja en todo el país y representa el 78 % respecto a la lámina histórica anual del país que es de 1335 mm, la media histórica anual de la región de Puerto Padre es de 1005 mm. Por otra parte no existen corrientes importantes de agua superficiales cercanas a esta ciudad, lo que combinado con los descritos altos niveles de explotación del agua subterránea hacen peligrar las posibilidades futuras del entorno para el desarrollo socio-económico.

Resultados.
Los sistemas de cosecha de lluvia son parte de los proyectos constructivos de las viviendas. Las necesidades de agua para el consumo humano, se complementan con los aportes de las precipitaciones.

Los resultados demuestran que aún en las condiciones climáticas semiáridas de la zona de estudio, con un régimen pluviométrico medio anual de 1005 mm, nos permiten realizar una cosecha de agua de 42,2 m3, aprovechando el 70% de las precipitaciones en una vivienda promedio con una cubierta de 60 m2

href=»http://www.aguayriego.com/wp-content/uploads/2014/07/Dibujo46.-Sistema-cosecha-agua.bmp»>Dibujo46. Sistema cosecha aguace.

Esquema del sistema empleado en la cosecha de lluvia.

Molino de viento.
La captación de aguas subterráneas con la ayuda de molinos de viento, no provoca impactos de significación al medio ambiente por su baja capacidad extractiva. Se logra mantener el equilibrio entre los niveles de extracción y la recarga natural del manto freático y de esta forma la interfase de agua dulce-agua de mar no experimenta cambios en cuanto a su posición en el subsuelo. Se evita por tanto, la contaminación por intrusión marina.

Dibujo 47 Molino viento

En los inicios de la década de los años 60, estas bombas de agua eólicas, fueron perdiendo su vigencia con la aparición de sistemas eléctricos de bombeo mucho más eficientes, lo que posibilitó una mayor disponibilidad de agua subterránea para la población, la cosecha de lluvia ya no tenía la significación de antes. Con la desaparición de los molinos de viento, se desactivación los sistemas de cosecha de lluvia y los llamados aljibes eran destinados a otros usos o fueron demolidos para dar paso las construcciones más modernas.

Desalador solar.
Con el objetivo de adaptar variantes tecnológicas de relativamente bajos costos con iguales propósitos respecto a la disponibilidad de agua, como son los sistemas de desalación de agua de mar con el empleo de energía renovable, tan ampliamente utilizados en regiones de nuestro planeta donde la escasez de agua para el consumo humano impone tonos verdaderamente dramáticos a la existencia misma.
Puerto Padre posee un buen potencial de energías renovables, especialmente la eólica y la solar que hacen que la desalación de agua de mar resulte una aplicación atractiva en los intentos de establecer nuevas vías de producción de agua dulce y con ello lograr complementaciones adicionales que atenúen los efectos de la sobreexplotación.

Dibujo 48.1 Desalador solarills

Dibujo 48.2 Desalador solar perspectivo

La zona litoral de la ciudad de Puerto Padre, constituye un excelente escenario para la adaptación de la tecnología empleada en la desalación del agua de mar a partir de la utilización de la energía solar.

Depósitos plásticos por cisternas.
El plástico, material duradero y de muy bajo costo, puede sustituir los gravosos recursos y procedimientos constructivos de los aljibes o cisternas donde se almacena el agua de lluvia. Para el control de larvas de mosquitos y en especial los transmisores de enfermedades en estos depósitos, es preciso hacer cumplir los métodos químicos y ambientales. De ser preciso se adicionarían controles biológicos como son los peces larvívoros que constituyen una excelente opción en el control del crecimiento de los hábitat de mosquitos (Fimia, 2009)

Dibujo 49 Depósito plástico

Se consideró que un sistema de cosecha de lluvia estaría compuesto por:
Un tanque plástico con capacidad de 2100 L
9 m de tubería plástica de 160 mm de diámetro. Especificación comercial: Tubo con 1 Bocina L mm 3000 DN 160.Las tuberías plásticas de 160 mm son utilizadas para diseñar canaletas abiertas que se ubican paralelas al techo ó borde inferior de la superficie de intercepción de la lluvia. Por cada metro lineal de tubería de 160 mm se obtienen dos metros de canaletas colectoras.

Dibujo 50 Canaletas conductoras

Se necesitan además 18 m de tubería plástica de 110 mm de diámetro. Especificación comercial: Tubo con 1 Bocina L mm 3000 DN 110 Con tuberías plásticas de 110 mm se diseñan colectores cerrados que por uno de sus extremos se unen al colector abierto como se muestra en la figura

Dibujo 51 Colector cerrado

Conclusiones.
-La utilización de los molinos de vientos y desaladores, potencia el uso de energías renovables como la eólica y la solar, que ayudan a mitigar el cambio climático y el problema del agua.
-Una vivienda promedio con una cubierta de 60 m2 se obtiene una cosecha de agua de 42,2 m3 a partir de precipitaciones anuales de 700mm.
-Economía en el almacenaje de agua.

http://www.aguayriego.com/2014/08/el-rio-congo-puede-aliviar-en-crisis-alimentaria-y-emigracion-a-algunas-regiones-de-africa/