¿Cómo está afectando el cambio climático a la agricultura?

¿Cómo está afectando el cambio climático a la agricultura?

Por Pam Kan-Rice, UC ANR

Universidad de California, martes, 22 de de marzo de 2016.

Se utilizaron unos 100 años de datos climáticos y 60 años de explotación agrícola’ Las relaciones entre la evolución de las condiciones climáticas locales y de la superficie de los 12 principales cultivos en el condado de Yolo fueron analizadas. Los cultivos utilizados incluyen: tomates, arroz, alfalfa, trigo, maíz, ciruelas, uvas, nueces, almendras, cártamo, pastos y otras frutas. Cuando observamos las temperaturas máximas y mínimas, las temperaturas mínimas son más altas, mientras que la temperatura máxima se mantiene igual, pero la temperatura más baja está aumentando a un ritmo más rápido, sobre todo en el invierno. Eso es bueno para los cultivos de invierno, pero no tan bueno para los cultivos que requieren horas de frío. Si la tendencia actual de los inviernos más cálidos continúa en el condado de Yolo, las horas de frío pueden ser insuficientes para muchas variedades de nueces en el 2100.

En un esfuerzo para predecir cómo el cambio climático puede afectar a la agricultura, los economistas agrícolas de la Universidad de California observaron cómo el clima ha afectado a la superficie cultivada en el pasado. El efecto de los cambios de temperatura en las plantas depende de las condiciones locales y los cultivos plantados. En un estudio en el caso del condado agrícola de Yolo, las temperaturas invernales más cálidas reducían las horas de frío, lo que podría disminuir los rendimientos en algunos cultivos, mientras que se ampliaba la estación de crecimiento para otros, según un estudio de la Universidad de California publicado en la revista de Agricultura de California.

«Los productores cambian los cultivos en función de muchos factores, como el cambio climático y las condiciones del mercado», dijo Hyunok Lee, autor principal e investigador economista en el Departamento de Agricultura y de los Recursos Económicos en UC Davis. «El reto consistía en separar los efectos del clima sobre la superficie de cultivo. Para aislar los efectos climáticos del efecto de mercado, se utilizó un modelo econométrico. «Esta técnica se utiliza en el condado de Yolo podría ser utilizada para la proyección de los efectos del cambio climático en la agricultura en otras regiones, dijo Lee.

Se utilizaron unos 100 años de datos climáticos y 60 años de explotación de cultivos, Lee y su coautor miraron las relaciones entre la evolución de las condiciones climáticas locales y de los 12 principales cultivos en el condado de Yolo. Los cultivos procesados incluyen: tomates, arroz, alfalfa, trigo, maíz, ciruelas, uvas, nueces, almendras, cártamo, pastos y otras frutas.

«Cuando nos fijamos en las temperaturas máximas y mínimas, las temperaturas mínimas son más altos, mientras que la temperatura máxima se mantiene igual», dijo Lee. «Y la temperatura más baja está aumentando a un ritmo más rápido, sobre todo en invierno. Eso es bueno para los cultivos de invierno, pero no tan bueno para los cultivos que requieren horas de frío. «Muchos cultivos arbóreos requieren frío con un cierto número de horas por debajo de una temperatura crítica, comúnmente 45 grados Fahrenheit, para estimular el crecimiento de las hojas y las flores.

En el condado de Yolo, inviernos más cálidos podrían resultar en un aumento de la superficie de arroz, tomate y alfalfa mientras que el trigo de invierno podría disminuir. Entre los árboles y vides, los más sensibles al cambio climático son las nueces, las cuales requieren más horas de enfriamiento. La superficie de nuez se reduciría, dijo Lee, mientras habría un cambio modesto la superficie en la uva y de almendras. Lee hizo hincapié en que las condiciones del mercado ejercen una gran influencia sobre los productores de cultivos para optan por una planta. Los productores que consideran las tendencias en el cambio climático pueden elegir diferentes cultivares en lugar de diferentes cultivos, tales como una variedad de nogal que requiere un menor número de horas de frío.

Lee y coautor Daniel Sumner, director del Centro de Asuntos Agrícolas de UC y Frank H. Buck, Jr. Profesor en el Departamento de Agricultura y Recursos Económicos de la UC Davis, basaron sus proyecciones sobre la superficie de cultivo siguiendo la tendencia del cambio climático en los 105 años pasados, pero no pudieron incorporar la variabilidad del clima, los fenómenos meteorológicos extremos, el calentamiento acelerado o la disponibilidad de agua de riego en sus modelos. Esta investigación, la cual forma parte de un estudio más amplio del cambio climático y la agricultura, esta financiada por una subvención de la Comisión de Energía de California, también fue apoyada por el Centro de Asuntos Agrícolas de la UC, un programa de Agricultura y Recursos Naturales de la Universidad de California

http://universityofcalifornia.edu/news/how-climate-change-affecting-agriculture

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of