Centroamérica afectada por Coronavirus y dos huracanes consecutivos, necesita ayuda humanitaria urgente.

Centroamérica afectada por Coronavirus y dos huracanes consecutivos, necesita ayuda humanitaria urgente.

El calentamiento global aumenta la contaminación del aire en la atmósfera y contribuye a que los seres humanos sean más vulnerables al ataque de virus, bacterias y enfermedades, así como aumenta la temperatura del aire, mares y océanos que permite que tormentas tropicales, ciclones, huracanes, tifones y tornados. se vuelven más poderosos y destructivos cada día. Actualmente, gran parte de Centroamérica está afectada por el Coronavirus19 con un aumento de personas infectadas y por la acción destructiva de dos huracanes consecutivos Eta e Iota que trajeron lluvias torrenciales y fuertes vientos provocando grandes inundaciones urbanas y rurales, destrucción de viviendas, Pérdidas y pérdida de cosecha, hay más de 1,6 millones de desplazados de ellos más de 600.000 niños y adolescentes, su economía se ha visto muy dañada y el suministro de medicinas y alimentos, necesitan ayuda humanitaria urgente. Juan G. R., Juan P. J.A. y Juan G. R. Centroamérica afectada por Coronavirus y dos huracanes consecutivos, necesita ayuda humanitaria urgente. Agua y riego Vol.: 11, No. 1: 58-62, 21 de noviembre de 2020. España.

El huracán Iota en el Atlántico

La tormenta tropical Iota pasó a huracán de categoría 1, la madrugada del domingo 15 de noviembre, convirtiéndose así en el decimotercer ciclón de la temporada de huracanes en el Atlántico. El sistema se encontraba a unos 175 kilómetros al este de la isla de Providencia, en el Caribe colombiano, y a 400 kilómetros al este sureste de Cabo Gracias a Dios, frontera de Nicaragua y Honduras,  con vientos máximos sostenidos de 155 kilómetros  y un movimiento de 15 kilómetros por hora. La trayectoria del huracán Iota también afectó a una región devastada recientemente por el paso del ciclón Eta. Al menos 50 personas han perdido la vida a causa de la tormenta Iota, Nicaragua reporta 20 muertos.

El Centro Nacional de Huracanes- NHC con sede en Miami USA indicó que se espera que Iota continúe fortaleciéndose hasta convertirse en un huracán de mayor intensidad, con vientos «potencialmente catastróficos, marejadas y lluvias intensas», todo lo cual lo convierte en un ciclón «extremadamente peligroso».

El Huracán Iota sube a categoría 2, aumenta en intensidad y sigue ruta hacia Nicaragua y Honduras, Iota tocó tierra el lunes 16 por la noche como huracán de categoría 4 con vientos de hasta 250 km/h, convirtiéndose en la tormenta más fuerte en golpear el país centroamericano desde que se tienen registros. El ojo del huracán entró por la costa cerca de Haulover, una pequeña localidad de unos 1.700 habitantes ubicada a 45 km al sur de Puerto Cabezas y a unos 25 km al sur de donde también tocó tierra Eta el pasado 3 de noviembre como huracán de categoría 4.  Después de su entrada por el noreste de Nicaragua, el huracán perdió fuerza y se debilitó a categoría 1 y unas horas más tarde se convirtió en una tormenta tropical provocando inundaciones, deslizamientos de tierra y fuentes vientos durante el martes 17 en regiones colindantes de Nicaragua: Hondura, Salvador y Guatemala.   Iota impactó  en la madrugada del lunes el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, causando graves destrozos en su avance por el mar Caribe hacia Centroamérica. La más afectada fue Providencia porque el ojo del huracán pasó por encima de esa isla, situada 90 kilómetros al noreste de San Andrés, la principal del archipiélago. La ciudad colombiana de Cartagena también sufrió el embate del huracán Iota según fuentes de información de la BBC y América latina

El sistema tropical puede generar precipitaciones acumulados potencialmente peligrosos para vidas y propiedades, de entre 500 y 750 mm, especialmente en Nicaragua y Honduras,  Iota actuaria sobre zonas completamente saturadas e inundadas por Eta: lloverá sobre mojado, según fuentes de información del tiempo Meteored de Centroamérica.

Huracán Eta en el Atlántico

La depresión tropical Eta provocó graves inundaciones y derrumbes por fuertes lluvias en Centroamérica después de entrar a Honduras desde Nicaragua el miércoles 3 y dejar un saldo de al menos 24 muertos y miles de damnificados en la región. Eta tocó tierra este martes en el noroeste de Nicaragua como un potente huracán de categoría 4, con vientos sostenidos de hasta 240 km/h. Posteriormente fue debilitándose gradualmente, las abundantes lluvias y  fuertes vientos  dejaron a su paso inundaciones en zonas urbanas y rurales,  crecidas de ríos, destrucción de cosechas, viviendas destruidas, caídas de árboles, arrastres de coches y de todo lo que se encontraba a su paso, deslizamientos de tierra y miles de personas evacuadas.

En Honduras, las autoridades confirmaron que once personas perdieron la vida en derrumbes de tierra o ahogados por la crecida de ríos. La mayoría eran niños y adolescentes. En Guatemala, al menos cuatro personas murieron en deslaves, entre ellas dos niños de 2 y 11 años. Sin embargo, el presidente Alejandro Giammattei dijo que la cifra podría ascender, la aldea Quejá a unos 200 km al norte de Guatemala sufrió un alud, se estiman 25 casas, se estima que no menos de 50 personas estaban dentro de las casas.  En Panamá, las autoridades recuperaron los cuerpos de cinco personas que fueron arrastradas por ríos desbordados en el occidente del país, entre ellas tres menores de edad. También se reportó la desaparición de varias personas.  En Nicaragua, dos hombres murieron atrapados en un deslizamiento de tierra que se produjo mientras trabajaban en una mina en el municipio de Bonanza. En Costa Rica, una pareja falleció este jueves al ser sepultada por un derrumbe que cayó sobre su vivienda en la localidad de Coto Brus, en el sur del país. En El Salvador, cientos de personas tuvieron que ser evacuadas y el país se encuentra en máxima alerta. Aunque Nicaragua y Honduras son los países en el centro de la trayectoria de Eta, también Guatemala sufrió importantes inundaciones por lluvias según fuentes de información de la BBC y América latina

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió este jueves que Eta sigue provocando fuertes lluvias e inundaciones que suponen un riesgo para la vida.

Se espera un debilitamiento progresivo durante su paso por Honduras, antes de que al final del jueves regrese al Caribe y recobre energia en su desplazamiento hacia Cuba y el sur de Florida en Estados Unidos. Después de dejar decenas de muertos en Centroamérica y el sur de México.

Imagen, NOAA .Pie de foto, Eta entró a Centroamérica por Nicaragua desde el este, se desvió en dirección noroeste y luego noreste tomando forma de herradura  para regresar al Caribe, dirigirse a Cuba y luego a Florida.

Hay unos 150 muertos en Guatemala, donde las lluvias de Eta se hicieron sentir especialmente durante su paso por tierras centroamericanas. Luego regresó al Caribe, y cuando golpeó Cuba, el pasado fin de semana.

Según Unicef, Eta podría afectar en total a 1.227.000 personas, incluidos casi 500.000 niños y adolescentes.

Eta ya dejó un panorama de destrucción tras su paso por el norte de Nicaragua, donde se encuentran algunas de las más regiones indígenas más pobres del país y muchas personas viven en casas de madera o construcciones precarias. Antes de que el ojo del huracán alcanzara la costa en la tarde del martes, el gobierno nicaragüense aseguró que 30.000 ciudadanos de la región caribeña abandonaron sus hogares y se encontraban refugiados en iglesias, escuelas y casas más seguras de familiares.  Miles de familias fueron evacuadas a refugios en Nicaragua a la espera de que Eta abandonara la zona. Al menos 12.000 hogares se quedaron sin energía eléctrica, según reportó la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica de Nicaragua. Más de 6.000 personas fueron evacuadas en Honduras por las lluvias, 1.800 en Guatemala, unas 1.400 en Costa Rica y 1.200 en El Salvador, El desbordamiento de ríos por las lluvias causó la inundación de carreteras en Honduras, según datos oficiales de Centroamérica.

La cifra de muertos en Honduras por el paso de la depresión tropical Eta aumentó a 74 personas, según informó este domingo la Comisión Permanente de Contingencias. La cifra total de muertos por el ciclón Eta supera los 270.

Se espera que Eta produzca lluvia acumulada hasta el viernes por la noche en: Gran parte de Nicaragua y Honduras de 380 a 635 mm y  cantidades aisladas de 890 mm, en el este de Guatemala y Belice: 255 a 510 mm y cantidades aisladas de 635 mm, en partes de Panamá y Costa Rica: 255 a 380 mm y aisladas 635 mm, en Jamaica y sureste de México: 125 a 255 mm y aisladas 380 mm sobre las áreas del sur. En  El Salvador, el sur de Haití y las Islas Caimán: 75 a 125 mm, cantidades aisladas 255 mm

Eta toca tierra en la costa sur Central de Cuba a las 4.44 am el domingo 8, con vientos máximos sostenidos  de 100 kilómetros por hora, con rachas de viento superiores, su presión central se mantiene en 991 hPa según fuentes de información de Cuba.

La tormenta tropical Eta se convirtió nuevamente en huracán este miércoles tras alejarse de la porción más occidental de Cuba y acercarse a la costa de Florida (EE.UU.) que da al Golfo de México, aunque está previsto que se debilite nuevamente al tocar tierra, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Informes de un avión «cazahuracanes» de la gubernamental Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) indican que Eta se ha vuelto a fortalecer en un huracán categoría 1 en alta mar, en la costa suroeste de Florida, con vientos máximos sostenidos de 75 m/h (120 km/h), con ráfagas más fuertes. A las 7.35 am ET (12.35 GMT), el centro de Eta fue localizado a 130 millas (210 km) al oeste-suroeste de Fort Myers y a 170 millas (270 km) al sur-suroeste de la ciudad floridana de Tampa.

Las ciudades de Miami, Fort Lauderdale y Palm Beach (sureste de Florida) han superado ya los totales de lluvia acumulada en un año normal, cuando faltan todavía veinte días para que concluya oficialmente la temporada de huracanes del Atlántico y más de siete semanas para el final del año, informó el martes el Servicio Meteorológico Nacional de Miami.

El ciclón, que causó muertes y destrucción en Centroamérica, atravesó el pasado domingo el oeste de Cuba y el sur de Florida, donde entre el domingo y lunes dejó calles inundadas y motivó el cierre de comercios y escuelas. En la noche del domingo, Eta tocó tierra en el cayo floridano Lower Matecumbe, con vientos máximos sostenidos de 65 millas por hora (104 km/h), de acuerdo al NHC.

El calentamiento global aumenta la contaminación del aire en la atmósfera y contribuye a que los seres humanos sean más vulnerables al ataque de virus, bacterias y enfermedades, así como aumenta la temperatura del aire, mares y océanos que permite que tormentas tropicales, ciclones, huracanes, tifones y tornados se vuelven más poderosos y destructivos cada día y que el deshielo de los polos y glaciares aumente gradualmente el nivel mares y océanos, lo que de conjunto con el incremento de la acción de la actividad humana conducen a un desarrollo poco sostenible para la raza humana, para las especies de animales, peces y plantas que habitan nuestro Planeta Tierra. Actualmente, gran parte de Centroamérica está afectada por el Coronavirus19 con un aumento de personas infectadas y por la acción destructiva de dos huracanes consecutivos Eta e Iota que trajeron lluvias torrenciales y fuertes vientos provocando grandes inundaciones urbanas y rurales, destrucción de viviendas, pérdidas económicas y  de cosecha, hay más de 1,6 millones de desplazados de ellos más de 600.000 niños y adolescentes, su economía se ha visto muy dañada y el suministro de medicinas y alimentos, necesitan ayuda humanitaria urgente

 

 

 

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments