Calentamiento global, los incendios forestales y sus efectos desastrosos en 2019.

Juan G. R., Juan G. R. y Juan P. J. A. Calentamiento global, los incendios forestales y sus efectos desastrosos en 2019. Agua y Riego Vol.: 10, No. 1: 21-24, 1 5 Octubre 2019, España.

Mundialmente hay más de 10 millones ha afectadas por incendios forestales en 2019. El Amazonía tiene afectada por incendios forestales una superficie de 4.8 millones de ha entre Bolivia, Brasil y Paraguay. En  Siberia, Rusia han sido arrasadas 3.0 millones Ha. En India se incendiaron 1.3 millones ha.  Además cada año se queman en África al final de la seca de 300 a 350 millones ha que afectan principalmente a pastizales y tierras dedicadas a cultivos, los incendios son provocados por campesinos que usan el fuego como técnica agrícola, en zonas de pocos recursos y de una agricultura no mecanizada, aportando grandes emisiones de gases nocivos a la atmósfera. Es fácil comprender que al ritmo actual de la deforestación despiadada de bosques, el calentamiento global y los incendios forestales provocados por el impacto de la actividad del hombre, no posibilita un desarrollo sostenible a largo plazo. Es necesario incrementar la repoblación  forestal, reducir los incendios forestales, tomar medidas para proteger del exterminio a la fauna, la flora, la humanidad y al planeta Tierra.

—  Bolivia. El país más afectado por los incendios forestales en América del Sur  ha sido Bolivia. Este año las llamas se han extendido hasta el 15 de Septiembre a 4,1 millones de hectáreas  aproximadamente  el doble de lo que se registró hace tres años según fuentes locales

De acuerdo con el grupo  Fundación Amigos de la Naturaleza, los incendios forestales, que se extienden especialmente en la región de Santa Cruz de la Sierra -centro del país-, ya superaron las 3,8 millones de hectáreas destruidas en 2010.

— Brasil.— La Amazonía se extiende por nueve países, pero el 60% está en Brasil. De acuerdo con las imágenes captadas por satélites se registró 5.042 kilómetros cuadrados de deforestación en Brasil según el Sistema de Alerta de Deforestación.—2– En 2019 se han registrado más de 74 000 focos de incendios de ellos alrededor del 50 % corresponden al Amazonia, según el Instituto Nacional para las Investigaciones Espaciales de Brasil, afectando más de 500, 000 hectáreas. El aumento de las llamas es como resultado de la deforestación para la industria maderera, para crear tierras cultivables, para tierras dedicadas a la ganadería y para otras actividades humanas. Primero se despeja el bosque, esperan unos meses a que se seque y luego le prenden fuego cuando está bien seco. No puedes quemar el bosque de forma inmediata porque este no arde debido a que la vegetación está muy húmeda—3–Una investigación del IPAM y la Universidad Federal de Acre, en Brasil determinó que el número de incendios en la Amazonía está directamente relacionado con  la deforestación: las diez municipalidades de la región con más advertencias de deforestación son las que más sufrieron incendios en el año. –4–La vegetación de sabana no logra aportar  parte de la lluvia que generaba el bosque tropical, si la destrucción del bosque sobrepasa cierto límite, la selva amazónica podría cambiar abruptamente. La selva amazónica es más inflamable a pesar de ser uno de los lugares más húmedos del mundo pero si se llega a un determinado nivel de desforestación, la Amazonía puede alcanzar un punto de transformación sin retorno según el científico brasileño Carlos Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Sao Paulo. Los  bosques de la Amazonia son capaces de provocar lluvias con el vapor de agua que transpiran sus hojas, un árbol grande y joven tiene capacidad para transpirar cientos de litros por día.

— Paraguay. Otro de los países afectados por los incendios forestales es Paraguay  las llamas han destruido más de 241.000 hectáreas de vegetación en el norte del país, tanto en el Pantanal, como en Cerro Chovoreca, junto a la frontera con Bolivia según fuentes locales.

—Hay pocas posibilidades de incendios forestales naturales en la Amazonía porque eso requeriría que hubiera rayos secos, es decir, sin lluvia, esto es un fenómeno frecuente en algunas partes del mundo, pero no en el Amazonas. Otro elemento que ha vuelto la selva más vulnerable a las llamas es el cambio climático, las subidas de la temperatura, que ya se están dando en la Amazonía, hacen que la selva sea más inflamable. La gran mayoría de incendios que se dan en esta región poco poblada son iniciados por los seres humanos según Jos Barlow, profesor de Ciencias de la Conservación de la Universidad de Lancaster.——-La deforestación reduce la lluvia a nivel local y hace que el bosque se vuelva más seco y más inflamable. Cuando se quema la vegetación, el carbono sale inmediatamente a la atmósfera y  se emite centenares de millones de toneladas de carbono.  Los bosques contienen carbono almacenado en los árboles y la vegetación: unas 460 toneladas por hectárea en la Amazonía, dice Diego Navarrete, de la ONG The Nature Conservancy.

Rusia. Más de 3.000.000 de hectáreas arrasadas por  500 incendios forestales que asolaron la Siberia, según el viceministro del Ministerio de Emergencias de Rusia, Alexander Chuprián. Como consecuencia de las grandes superficies afectadas por los incendios, las nubes de humo llegan a otras regiones de Siberia y el lejano oriente de Rusia  En la región de Krasnoyarsk hay 94 incendios forestales y en Irkutsk 137.

Los ecologistas temen un desastre por los incendios activos en Siberia desde hace semanas, con ciudades enteras envueltas en un humo negro y un olor agrio, que amenazan con acelerar el deshielo del Ártico. Todos los años gigantescos incendios forestales se desencadenan en las vastas extensiones aisladas de Siberia. Pero los fuegos alcanzaron este año tal magnitud que se teme un impacto medioambiental a largo plazo, incluido en el deshielo del Ártico. Los incendios han estado provocados por las tormentas secas y un calor «anormal» de 30 º C que golpearon estas regiones desde julio, los fuertes vientos propagaron  incendios, hasta afectar a las regiones vecinas, explicó la Agencia Federal de Bosques.

— Unión Europea. Los incendios forestales han destruido alrededor  de 300 000 hectáreas en 2019 y amenazan con extenderse  aún mucho más. Portugal y España son los países del mediterráneo donde ocurren más incendios forestales con temperaturas superiores a los 42 º C en el valle del Ebro, gran parte de los incendios como consecuencia de las altas temperaturas y del impacto de la actividad humana. Como otros Estados del continente Europeo, afectados por la ola de calor africana, con una temperatura récord de 45,1 º C en territorio francés, las naciones se sintieron dañadas no solo por las altas temperaturas y la sequía, sino por la acción de la actividad humana, causante del 90 por ciento de los incendios, según la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC).

—Asia—–. Un total de 21 incendios devastaron parte de los bosques de la Cordillera Gran Khingan, en la región autónoma china de Mongolia Interior, unos 30.000 truenos y relámpagos se han registrado en la Cordillera y las zonas circundantes desde el inicio de junio. La escasez de lluvias y altas temperaturas también han aumentado el riesgo de incendios.–2– Han muerto 30 personas durante las labores de extinción de un incendio forestal que se desató en el condado de Muli, en la provincia de Sichuan, al suroeste de China, el fuego fue causado por un rayo, según las autoridades locales.—3— La neblina tóxica de los incendios forestales de Indonesia ha obligado a cerrar miles de escuelas en todo el país y en la vecina Malasia  Los incendios para despejar la tierra para la agricultura están bien controlados en las islas de Sumatra y Borneo. Yakarta está desplegando miles de fuerzas de seguridad y aviones para luchar contra ellos La calidad del aire se deterioró a niveles poco saludables en muchas partes de Malasia peninsular, al este de Sumatra, con un horizonte envuelto por una densa niebla, en 18/9/2019. Según el ministerio de educación, cerca de 1.500 escuelas cerraron en Malasia debido a la contaminación del aire, con más de un millón de alumnos afectados.—4–El incendio  de unas 26.000 hectáreas forestales en los estados indios de Uttarakhand y Himachal, en el norte del país y la creciente tala ilegal dificulta reducir la contaminación del aire en la India. Los fuegos forestales, provocados  por contrabandistas de madera, cazadores furtivos y granjeros han supuesto un problema este año debido a las altas temperaturas y a la escasez de lluvias. Según un informe del Instituto Nacional de Dirección de Desastres (NIDM), India pierde alrededor de un millón de hectáreas de bosque a causa de los incendios. Ha estas pérdidas, hay que  sumar las resultantes de la tala ilegal, con un valor añadido  de 2.522 kilómetros cuadrados de bosque denso y moderadamente denso desde 2013, según el Ministerio de Medio Ambiente indio.

África.— Es el continente con más incendios activos en el mundo en 2019 con: 7000 en Angola, 3000 en República del Congo, 1000 en Zambia, 418 en Tanzania, 380 en Sudáfrica y otros en países con menor cuantía según Bloomberg. Sin embargo, según los expertos, los daños provocados por los incendios en África no son comparables con lo que ocurre en otras regiones del mundo.—2— La mayor parte de los incendios en África ocurren cada año al final de la estación de la seca, responden a técnicas agrícolas ancestrales usadas por el hombre en actividades agrícolas y pastorales, están controlados y no afectan a grandes masas boscosas sino a pastizales y tierras de cultivo. Los campesinos usan los fuegos como técnica agrícola, pero un 10% queda fuera de control según Peter Moore, especialista en gestión de fuegos del Departamento de Bosques de la FAO. El sistema utilizado es el preferido por la mayor parte de campesinos, especialmente en zonas donde tienen pocos recursos y la agricultura no está mecanizada, ya que es más económico, puede acabar con ciertas plagas y enfermedades, aunque a medio plazo y sin una gestión adecuada aceleran la erosión del suelo, en numerosas regiones del país se producen incendios por los campesinos en la  fase de preparación de las tierras debido a la proximidad de la estación de las lluvias.—3–Cada año de se queman en África una superficie entre 300 a 350 millones de hectáreas según Global Fire Emissions Database.4- Los estudios más recientes señalan que cada año arde  alrededor del 3% de la superficie terrestre del Planeta según Moore. En muchos países de África la capacidad de manejo de incendios no está bien desarrollada, en el origen suelen estar los accidentes, falta de comprensión del riesgo, malas prácticas o descuidos. Los colectivos defensores del Medio Ambiente alertan de que la técnica de desbroce y quema provoca una grave deforestación y pérdida de la biodiversidad, así como la erosión de la tierra y emisiones de gases nocivos a la atmósfera. La deforestación es real, aunque la causa principal no es la quema sino la tala. En Argelia se registró una temperatura máxima de 51,3 °C en julio 2018.

—USA. La costa oeste de EE.UU. se enfrentó a olas de calor y es muy propensa  a los incendios forestales que afectaron miles de hectáreas, se registraron temperaturas de más de  40 º C en los Estados de California y de Arizona. También en el Estado de Alaska ocurrieron 48 incendios forestales.

—Australia. Como consecuencia de la sequía y las altas temperaturas, el continente australiano tiene altas probabilidades de incendios forestales, en el estado de Australia del Sur se alcanzaron los 48.9 º C, ya se han registrado más de 790 incendios. Australia reporta que han sido arrasadas más de 500,000 ha. Los incendios forestales en Nueva Zelanda han afectado miles hectáreas.

Es fácil comprender que al ritmo actual de la deforestación despiadada de nuestros bosques, el calentamiento global y de los incendios forestales provocados por la acción del hombre, para satisfacer las necesidades de energía barata, para los intereses de la industria maderera, para crear tierras cultivables, para  dedicar tierras a la ganadería y para otras actividades humanas, hacen posible una destrucción paulatina de la flora y la fauna y no posibilitan un desarrollo sostenible a largo plazo de la humanidad y del planeta Tierra. Es necesario incrementar la repoblación forestal  en los diferentes países, reducir los incendios forestales, tomar medidas para proteger del exterminio a la fauna, la flora, la humanidad y al planeta Tierra, así como contribuir a reducir el calentamiento global y la contaminación del medio ambiente. En 2019 las pérdidas económicas provocadas por el efecto de los incendios y sus consecuencias se estiman en más de 50,000 millones de dólares.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of