Alternativas: Cosecha de agua

CEPES. Alternativas: Cosecha de agua Publicado en: La Revista Agraria 124, Agua y Riego, noviembre 2010, Perú

La comunidad Jicamarca en San Marcos en la región de Cajamarca esta compuesta  por 65 familias de agricultores, ha duplicado desde hace algunos años su producción de papas amarillas. Antes cosechaban 9 mil Kg. /ha; ahora, después de la instalación de micro reservorios y de aplicar la práctica de cosecha de agua, obtienen 18 mil Kg. /ha, que destinan al autoconsumo y a los mercados locales. Antenor Floríndez, director del Instituto Cuencas, señala que este es un ejemplo de cómo sólo con el riego adecuado sin la suma de otros elementos, como abono o capacitación ha hecho posible incrementar la producción de los cultivos. El objetivo ahora es contar con mayor disponibilidad de agua para Cajamarca y toda la sierra del país. ¿Cómo lograrlo? Floríndez propone cosechar el agua, es decir, recolectar y almacenar el agua que proviene de las lluvias, empleando el suelo como medio de captación y almacenamiento.

En la medida en que el suelo es más poroso y posee mayor cantidad de materia orgánica el puede absorber esa agua, que posteriormente da lugar a los manantiales que surgen en las partes inferiores de la montaña. De ahí la necesidad de que la superficie de las montañas esté cubierta de vegetación. ¿Cuánta agua se puede recolectar a partir de las lluvias? En Cajamarca, por ejemplo, la precipitación pluvial es de alrededor de 700 milímetros al año, lo que significa que por cada metro cuadrado de tierra o de una superficie cualquiera se pueden recoger, teóricamente, 700 litros al año.

Una de las formas de cosecha de agua que ha tenido gran aceptación en Cajamarca son los sistemas de riego predial regulados por micro reservorios. El agua es capturada por la cobertura boscosa en las montañas, y mediante canales se conduce al micro reservorio que está administrado por cada familia a fin de evitar los conflictos por el uso del recurso. Existen micro reservorios de distinta capacidad, a partir de los mil metros cúbicos de agua. Según dice Pablo Sánchez presidente de Aspaderuc, también impulsor de la cosecha del agua, es necesario incrementar la disponibilidad de agua en la sierra y practicar la actividad agraria intensiva solo donde se disponga de buen suelo, clima, agua y acceso. «Es necesario cambiar de enfoque: la agricultura intensiva es más para la costa. En la sierra, los suelos son pobres y tienden a erosionarse».

 

 

Publicado por: Centro Peruano de Estudios Sociales-CEPES. Lima, Perú


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of