Acueductos y saneamiento ambiental en Cuba.

Acueductos y saneamiento ambiental en Cuba.

Tomado de: Situación de los recursos hídricos en Cuba; Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, 2005, Cuba

Los indicadores alcanzados en estos importantes servicios para la población constituyen hasta hoy un sueño irrealizable para los países del Sur, así como para 30-50 % de la población de muchos países del mundo. El trabajo realizado en Cuba permite dar cobertura de abasto de agua a más de 95 % de la población y la de saneamiento a 94,3 %. Esta cobertura se logra al abastecer 1 705 hm3 de agua a través de casi 19 000 Km. de tuberías entre redes y conductoras y 2,6 millones de conexiones intradomiciliarias; y además, se somete a potabilización 97,4 % del total del agua suministrada. La cloración alcanza 99 %. El país cuenta con 875 acueductos en el sector urbano y 1 849 en el sector rural.

Los lugares con servicio de alcantarillado ascienden a 559, y dan cobertura a casi cinco millones de personas en el sector urbano; y un millón, en el rural. Las aguas residuales se evacuan a través de 5 000 Km. de tuberías, y alcanzan los 592 hm3, de los cuales cerca de 50 % reciben tratamiento de depuración en 10 plantas de residuales y 564 lagunas de oxidación. En estas actividades merecen señalarse el trabajo y los resultados alcanzados durante la crisis económica de los años noventa. En este período se terminaron, modernizaron o se ampliaron importantes obras (presas, conductoras, potabilizadoras, redes, emisarios, etcétera.), que han permitido incrementar significativamente la cantidad de nuevos usuarios y mejorar el abastecimiento a otros.

Por citar algunos ejemplos, pueden señalarse la modernización y ampliación del acueducto en la capital, la solución al abastecimiento parcial o total en las ciudades de Manzanillo, Cabaiguán, Santiago de Cuba, Guantánamo, y las importantes obras que hoy se ejecutan para enfrentar la sequía que afecta a las ciudades de Holguín, Camagüey y Las Tunas. Muy importante también resultan los nuevos acueductos para dar cobertura al desarrollo del turismo en Cayo Coco, Cayo Largo del Sur, Varadero, Santa Lucía y zonas turísticas en las provincias de Holguín y Santa Clara, entre otras.

De todo el esfuerzo realizado después de los noventa, el más impresionante por su impacto social es el desarrollo del Programa de Acueductos Rurales. Hasta finales de 2001 se habían construido 3 220 acueductos rurales, que han beneficiado a casi dos millones de personas. En áreas de montaña en el Plan Turquino, desde 1996 hasta 2001 se construyeron 426 acueductos, que han beneficiado a más de ciento ochenta y dos mil pobladores, lo que eleva su calidad de vida y posibilita su permanencia en esas zonas, para asegurar importantes rubros de la economía, como la producción de café y cacao,  el sector forestal, la protección del medio ambiente, la flora y la fauna.