Inundaciones en Japón requieren mejorar eficiencia de drenajes superficiales e internos.

Juan G. R. Inundaciones en Japón requieren mejorar eficiencia de drenajes superficiales  e internos.

 Agua y Riego Vol.: 9, No. 1: 11-12, julio 2018, España.

En la lucha contra las inundaciones y los efectos del cambio climático en el Japón, es necesario aumentar la eficiencia de los drenajes superficiales  e internos en zonas urbanas y rurales, acorde con la situación climática actual imperante en el país, que continuará siendo más desastrosa en los años futuros, con el objeto de lograr una protección más efectiva de vidas humanas y de bienes materiales y económicos. Las inundaciones como consecuencia de las lluvias torrenciales  en el Japón han provocado unos 209 muertos así como daños en infraestructuras de carreteras y puentes, deslizamientos de tierra,  cortes constantes de agua y de electricidad y  alteraciones del transporte, se han  evacuado alrededor de 5 millones de personas, El fenómeno meteorológico también ha dañado la agricultura y la ganadería y ha perjudicado a empresas industriales niponas.

Hay miles de refugiados en el Japón en centros temporales, como colegios, edificios públicos y templos donde los damnificados reciben alimentos y servicios básicos de manos de las autoridades locales y de los voluntarios.  Las autoridades han ordenado la evacuación de alrededor de 5 millones de personas, por efecto de las inundaciones. Este desastre natural es el fenómeno que ha causado más afectaciones en el país en los últimos 36 años.

Las inundaciones como consecuencia de las lluvias torrenciales  en el Japón han provocado unos 209 muertos así como daños en infraestructuras de carreteras y puentes, deslizamientos de tierra,  cortes constantes de agua y de electricidad y  alteraciones del transporte.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, se ha desplazado a Okayama en el sudoeste y posteriormente a Hiroshima en el oeste así como a otras  zonas castigadas por el desastre, para observar más de cerca la asistencia de decenas de miles de afectados y las tareas de rescate. Abe ha visitado varios centros de evacuados en la localidad de Okayama, donde ha hablado con personas que habían perdido sus hogares y les ha prometido que el Gobierno «hará todos los esfuerzos para que puedan reconstruir sus vidas, según la agencia nipona Kyodo.

Alrededor de 75.000 miembros del Ejército, la policía y los bomberos prosiguen con las tareas de búsqueda y rescate de desaparecidos, también se han desplegado 83 helicópteros y decenas de embarcaciones en apoyo de las operaciones de rescate. Una de las ciudades más afectadas es Kurashiki, que tiene una población de alrededor de 500.000 habitantes. El fenómeno meteorológico también ha dañado la agricultura y la ganadería y ha perjudicado a empresas niponas que poseen plantas de producción en las zonas más afectadas, y que se han visto obligadas a detener su producción.

En algunos lugares del Japón las precipitaciones torrenciales de los últimos días, del 25 de junio hasta el 6 de julio se estiman en alrededor de cuatro veces más que la cantidad de lluvia que suelen registrar en todo el mes de julio. En la región de Kochi se registraron 716 mm en Motoyama y 653 mm en Odochi según la Agencia Meteorológica de Japón. Las lluvias caídas en Kochi representan aproximadamente la tercera parte de la media anual de la zona.

El día 28 de junio el Tifón Prapiroon se convertía en una depresión tropical y tocaba tierra en Japón el día 3 de julio, el día 4 ya había desaparecido. El día 5 de julio la Tormenta Tropical María se desplazaba lentamente al noreste, posteriormente fue actualizada como Tormenta Tropical Severa por la Agencia Meteorológica de Japón. Más tarde María con velocidad del viento de 260 Km. / hora fue actualizada de nuevo a la categoría de Tifón, finalmente María se alejaba de Japón y tocaba tierra en China en Fujian el día 11 de julio

En la lucha contra las inundaciones y los efectos del cambio climático en el Japón, es necesario aumentar la eficiencia de los drenajes superficiales  e internos en zonas urbanas y rurales, acorde con la situación climática actual imperante en el país, que continuará siendo más desastrosa en los años futuros, con el objeto de lograr una protección más efectiva de vidas humanas y de bienes materiales y económicos

 

 

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.