Calentamiento global y los incendios forestales.

Juan G. R., Juan G. R. y Juan P. J. A. Calentamiento global y los incendios forestales.

Agua y Riego Vol.: 7, No. 1: 21-22, Septiembre, 2016, España.

Durante el año 2016 como consecuencia del calentamiento global y el impacto de la actividad humana ya se han producido incendios de gran importancia económica que afectan a diferentes estados de Los Estados Unidos y a Países de la Unión Europea y se ha quemado un área mayor de 250mil ha y mayor de 210 mil ha respectivamente. La deforestación, los incendios forestales y el impacto de la actividad humana contribuyen al incremento del nivel de C02 y en consecuencia ayudan al aumento de la temperatura. Las perspectivas de incendios también se consideran altas para otros países tales como Brasil y Australia donde las temperaturas se están incrementando Más calor en el planeta señala más actividad de las fuerzas naturales de la Tierra las que ganan energía en la medida que este se calienta y se pone en peligro el equilibrio del planeta y la sostenibilidad de la humanidad.

En el siglo pasado se registraron grandes incendios forestales en diferentes países, de los cuales los más importantes ocurrieron en: Indonesia en el periodo 1997-1998 donde se quemaron 9.7 millones hectáreas, China en el año 1987 donde se quemaron 7.3 millones hectáreas, Brasil en el Amazonas1998 donde se quemaron 3.9 millones de ha, siguiendo en importancia los incendios en Canadá en 1989 y 1919 con 3.3 y 2.0 millones ha respectivamente y los de Estados Unidos en 1910 con 1.2 millones de ha que afectó los estados de Idaho, Montana y Washington.

Durante el año 2016 como consecuencia del calentamiento global y el impacto de la actividad humana ya se han producido incendios de gran importancia económica que afectan a diferentes estados de Los Estados Unidos y a Países de la Unión Europea y se ha quemado un área mayor de 250mil ha y mayor de 210 mil ha respectivamente según fuentes de información de diferentes estados y países. En los Estados Unidos las zonas más afectadas se encuentran en el Oeste y en la región central del país. En Europa las zonas afectadas por incendios se encuentran principalmente en Portugal, España, Francia, Italia y Grecia, países con características de altas temperaturas y vientos secos siendo Portugal el más dañado con más de 100 mil ha quemadas.

En el año 2012 se quemaron en España 217 mil ha, actualmente ya hay alrededor de 45 mil ha quemadas, se ha incrementado la temperatura media mensual de los meses de verano en más de 1º C, el 6 de septiembre de 2016 se registraron temperaturas máximas diarias superiores a los 44 grados centígrados en la región sur del país, por lo que se ha declarado un estado de alerta general ante una elevada probabilidad de incendios.

Las perspectivas de incendios para Brasil en 2016 son altas ya que los datos estadísticos revelan que los fuegos aumentaron en un 65% para el mismo periodo con respecto al año 2015.En Australia la temperatura media se incrementó en 0.9 º C en relación con el periodo 1991-1992 por lo que la probabilidad de incendios es elevada. Los incendios forestales se producen por causas naturales y causas accidentales, pero actualmente la principal causa de los incendios es el hombre, el que provoca grandes daños intencionados al medio ambiente y a la comunidad en general.

En diferentes regiones del mundo, existen minas de carbón que se están quemando de forma natural durante cientos de años. En Australia en Mount Wingen, se estima que la mina de carbón se ha estado quemando durante más de 5000 años. En el Noroeste de Canadá, Smoking Hills se ha estado quemando por cientos de años. La mina de carbón en Alemania cerca Dudweiler, se ha estado quemando por más de 300.años. En los Estado Unidos en Pennsylvania existe una mina de carbón que se esta quemando. En Sur África en la provincia de Mpumalanga se encuentra una mina de carbón que se está quemando. Se han encontrado en Zealand y China minas de carbón ardiendo.

El calentamiento global del planeta se manifiesta principalmente como consecuencia de las emisiones de gases invernadero a partir de la revolución industrial, en los inicios del año 1860 en la etapa industrial la temperatura media global del planeta era de 13.6 grados centígrados y actualmente es de alrededor de 14.7 º C ó sea que ya ha aumentado 1.1º C en 156 años. Desde el año 2000 se han registrado 9 de 10 de los años más cálidos, por lo que estamos ante un gran desafío y el planeta se calienta aún más, aumentando el riesgo de incendios, las medidas tomadas en la actualidad aún son insuficientes.

Los bosques están desapareciendo en forma alarmante a más de 4 millones de hectáreas/ año, que a ese ritmo de destrucción los mismos desaparecerán en poco tiempo, debido a muchas causas en la que el talado comercial de árboles para la fabricación de muebles y como materia prima para la producción de cartón y papel ocupa el primer lugar y le sigue en importancia la ganadería extensiva y los cultivos con practicas agrícolas no sostenibles. También la construcción de carreteras, caminos, el propio desarrollo no armónico de la humanidad y la minería contribuyen a la deforestación y a la desaparición de fauna y la flora del entorno. Estas prácticas contribuyen a cambios no sostenibles que acelerarán el calentamiento global y el cambio climático del planeta.

La eliminación de los bosques cambia el flujo de humedad y aire, dando lugar a cambios de las fluctuaciones en los regímenes de lluvias y aumentos en las temperaturas que son igualmente dañinos y suceden de forma inmediata. Las selvas tropicales regulan el clima. Una de las formas en la que lo hacen es al extraer agua del suelo a través de las raíces de los árboles, la mueven a través de los tallos y finalmente, a través de las hojas. Millones de hojas y millones de árboles tienen un resultado de enfriamiento muy significativo, según Nature Climate Change.

Según datos de la FAO en el año 2011 el área forestal mundial era de 4033 millones de hectáreas, lo que representa menos de 0.6 hectárea de bosque / persona: las regiones de menor área forestal por habitante está representada por China y el Caribe y los de mayor área forestal por habitante se encuentran en Oceanía y América del Sur, y la misma irá disminuyendo con el incremento y el desarrollo de la población mundial, la deforestación y los incendios forestales.

La deforestación y los incendios forestales contribuyen al incremento del nivel de C02 y en consecuencia ayudan al aumento de la temperatura. El impacto de la actividad humana acelera considerablemente las emisiones de gases invernadero a la atmósfera y el calentamiento global. Más calor en el planeta señala más actividad de las fuerzas naturales de la Tierra que ganan en energía en la medida que este se calienta y se pone en peligro el equilibrio del planeta y la sostenibilidad de la humanidad.

http://www.aguayriego.com/2016/09/calentamiento-global-y-los-incendios-forestales/

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.